La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Un exoplaneta que “rejuvenecerá” a su estrella primaria

Posted by Carlos en agosto 6, 2009

VB10 es una estrella situada en la constelación del Águila, a unos 19 años-luz de distancia de la Tierra, que es especial por varios motivos. En primer lugar es la estrella más pequeña conocida: con un tamaño de apenas una décima parte de nuestro Sol y una masa equivalente a 79 veces Júpiter está virtualmente en el límite inferior de lo necesario para que la fusión del hidrógeno pueda sostenerse. Se trata de una enana roja de tipo M cuyo consumo energético es extremadamente lento. De hecho, se estima que su permanencia en la secuencia principal abarcará unos diez billones (1013) años, tiempo más que suficiente para sobrevivir al encuentro de la Vía Láctea con Andrómeda dentro de unos ínfimos 5 000 millones de años, y ver cómo el resto de las estrellas más masivas de la galaxia van envejeciendo y degenerando. Por si esto fuera poco, VB10 tiene guardado un as en la manga: un depósito extra de combustible.

Movimiento de VB10 durante 9 años. Pulsar para ver un vídeo. Credit: NASA/JPL-Caltech/Palomar

Movimiento de VB10 durante 9 años. Pulsar para ver un vídeo. Credit: NASA/JPL-Caltech/Palomar

En mayo de este año la NASA detectó un exoplaneta orbitando en torno a VB10 (o más apropiadamente, orbitando junto a VB10). Esta detección es en sí misma un hito científico, ya que ha sido el primer éxito de la técnica denominada astrometría. Básicamente, esta técnica consiste en la medición óptica de la perturbación que un exoplaneta induce en el desplazamiento de la estrella a través de cielo. Dicha perturbación es ínfima –un 0.0027% del ya de por si pequeño desplazamiento anual en paralaje de la estrella (1/6 de segundo de arco) – por lo que ha sido necesario emplear una instrumentación muy precisa para medir el desplazamiento de VB10 durante 9 años. VB10 se convierte así en la estrella más pequeña conocida con un sistema planetario. Esto significa que la formación de planetas es un hecho mucho más común de lo que se pensaba. No acaban ahí las sorpresas sin embargo. El planeta detectado –VB10b– tiene una masa de 6.4 veces la de Júpiter, esto es, prácticamente un 10% de su primaria, lo que lo sitúa a su vez en el límite superior de lo que puede considerarse planeta, cerca del dominio de las enanas marrones.

Credit: NASA/JPL-Caltech

Credit: NASA/JPL-Caltech

VB10b es lo que puede considerarse un “Júpiter frío” (i.e., un Júpiter como el nuestro) a pesar de estar situado a una distancia de VB10 similar a la de Mercurio del Sol. De hecho, se especula con que VB10 puede ser una versión en miniatura del Sistema Solar, con planetas rocosos en órbitas internas a VB10. Con el paso del tiempo la órbita de VB10b se irá acortando debido a fuerzas de marea y a radiación gravitatoria, y llegará el momento en el que se una a su primaria, probablemente ya una venerable estrella inmersa en la fusión del helio. Esto resultará ser un tratamiento anti-envejecimiento brutal: VB10 recibirá una colosal inyección de hidrógeno fresco que le proporcionará 100 000 millones de años más de vida. Cuando todas las grandes estrellas –incluso aquellas que nazcan mucho tiempo después de la colisión con Andrómeda– se hayan apagado, VB10 y otras estrellas similares serán la única fuente de luz en el firmamento.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: