La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Dohoggeddiadiaemmerdohogged

Posted by Carlos en abril 18, 2009

Esta semana ha tenido lugar el EvoStar 2009 en Tubinga, Alemania, y allá que fuimos como no podía ser de otra manera. Ésta es sin duda una de las mejores conferencias sobre computación evolutiva que hay en la actualidad, tanto por la calidad científica, como por el ambiente relajado y el gran de intercambio de ideas que allí se produce. El entorno era precioso, ya que Tubinga es una de las ciudades universitarias más antiguas de Alemania, y el centro histórico fue respetado durante la II Guerra Mundial. En la puerta del hotel donde nos hospedábamos había un banco con el lema que reza en el título, escrito en dialecto suavo y que viene a decir “aquí se sientan los que siempre se sientan aquí”, esto es, la frase que todos querríamos tener sobre el sofá de casa.

Dohoggeddiadiaemmerdohogged

El caso histórico de la ciudad está situado sobre una colina, coronada por el Schloß Hohentübingen, y a cuya falda discurre el río Neckar. Las casas tienen la típica estructura de armadura, tradicional en Alemania, y sobre las mismas sobresale la torre de la Stiftstkirche, la colegiata de Tubinga.

Tübingen's Altstadt

Stiftskirche in Tübingen

El tiempo fue espléndido, hasta el jueves por la tarde, cuando cayeron chuzos de punta, perros y gatos, rayos y centellas. Esa tarde nos debían llevar a dar un paseo por la ciudad que obviamente se canceló, y en su lugar nos reunimos en el salón plenario a hacer vida social. Cuando escampó pudimos desplazarnos a un restaurante museo en el que se desarrolló la cena oficial. El momento estelar fue el anuncio de los ganadores de este año del premio a la contribución sobresaliente a a la computación evolutiva. Éstos fueron Stefano Cagnoni y Ernesto Costa, dos grandes científicos y mejores personas.

Stefano's Speech

Ernesto's Speech

El viernes cerramos la conferencia con la charla plenaria del Prof. Peter Schuster sobre neutralidad y evolución, un broche de oro a una gran conferencia como es habitual.

Wooden computer

Anuncios

4 comentarios to “Dohoggeddiadiaemmerdohogged”

  1. PECE said

    Lo que se ve tiene pinta de ciudad de cuento, impoluta y con el tiempo que parece detenido alrededor suyo. Disculpa pero no le pega ni con cola un congreso, certamen, simposium o lo que sea sobre informática… si versara sobre algo similar ala evolución del verso endecasílabo desde los trovadores del medievo hasta nuestros días pues sí que sería el marco ideal.

    Es sólo envidia, no me hagas mucho caso. 😛

  2. Carlos said

    La parte histórica es preciosa, y me recuerda un poco a la de Heidelberg, que también fue respetada durante la II Guerra Mundial y alberga otra de las más antiguas universidades alemanas.

    El entorno le da ganas a uno ciertamente de estudiar filosofía o latín; algo para las ciencias debe flotar por ahí de todas formas ya que uno de los miembros pasados de la Universidad de Tubinga fue Johannes Kepler 😉 Lo que sí me llamó la atención fueron los tablones de anuncios que se veían dentro de la Uni, numerosísimos y todos llenos de actividades relacionadas con teatro, literatura, idiomas. Se ve mucha inquietud cultural, lo que es fantástico.

  3. jjmerelo said

    Imagino que la calidad de la cerveza sería también considerable. ¿Hubo yödeling durante la cena?

  4. Carlos said

    Había una cerveza local, pero ahora no recuerdo el nombre. El nivel cervecero era elevado como de costumbre en aquellas tierras.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: