La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Lo que la victoria de Obama puede significar para la Ciencia

Posted by Carlos en noviembre 13, 2008

President Barack ObamaEl triunfo de Barack Obama ha sido recibido con indescriptible júbilo en los rincones más insospechados del globo, ya sea desde el punto de vista geográfico, ideológico, o gremial. Quién más quién menos cavila, desea o directamente fantasea sobre los cambios que tendrán lugar en el devenir económico y geopolítico del mundo. Y es que diríase que, parafraseando al hermano de Juan Guerra, tras Obama a los EE.UU. no los va a conocer ni la madre que tal. Hay aquí sin duda mucho de wishful thinking, y sin duda no es cuestión de echar campanas al vuelo antes de tiempo, ya que el reencuentro con la realidad puede ser duro. Sea como fuere, es indudable que se han generado muchas expectativas en ámbitos concretos, como puede ser por ejemplo el científico. De hecho, ya durante la campaña hubo una clara toma de posición de numerosos grupos científicos a favor de Obama. Por supuesto, ganar el premio Nobel no otorga omnisciencia, aunque algo de clarividencia si es de suponer.

Obama también ha puesto de su parte con sus propuestas de dar un gran impulso a la inversión en ciencia y tecnología (véase aquí su pliego de intenciones al respecto), y salió mejor parado del debate en relación a diferentes cuestiones de interés científico. Incluso en su discurso de aceptación hizo una mención al “futuro de nuestro planeta” en el contexto de la dependencia del petróleo, lo que ha sido interpretado como un signo más de apoyo a políticas de control del cambio climático. Se especula también con que entre sus primeras medidas esté levantar el veto a la investigación con células madre de origen embrionario con cargo a los presupuestos federales. Hay que notar en cualquier caso que en los EE.UU. el poder legislativo ejerce un contrapeso importante frente al ejecutivo, y que la mera mención a la disciplina de voto podría provocar en aquellos lares decesos por hilaridad. La posición personal de cada representante o senador elegido es por lo tanto crucial en votaciones que afecten a temas científicos “sensibles”, como pueden ser aquellos con trascendencia ética, económica, o estratégica. En ese sentido, Nature ha realizado un pequeño informe de cuál es el estado actual de la situación, habida cuenta de que además de la elección presidencial, se han renovado 35 escaños de senador, la Cámara de Representantes, y se han sometido a refrendo diferentes proposiciones de interés científico. He aquí un resumen de algunas de las claves. A nivel de senadores:

  • En Nuevo México salió elegido senador Tom Udall (DEM), que sustituye a Pete Domenic (REP), retirado, y gran defensor de la investigación nuclear.
  • En Oklahoma retuvo su escaño James Inhofe (REP), un escéptico acérrimo del cambio climático.
  • Tres físicos retuviron su escaño, Bill Foster (DEM) -un antiguo físico del Fermi National Accelerator Laboratory- en Illinois, Vern Ehlers (REP) -profesor de física nuclear y defensor de políticas ambientales- en Michigan, y Rush Holt (DEM) -ex-director asistente del Princeton Plasma Physics Laboratory y con reconocido compromiso por la ciencia, tecnología y educación matemática- en New Jersey.
  • En Montana retuvo su escaño Brian Schweitzer (DEM), defensor de tecnologías de “carbón límpio”.

En cuanto a las cuestiones sometidas a refrendo:

  • En Michigan se aprobó la investigación con células madres provenientes de embriones humanos de menos de dos semanas.
  • En Missouri se aprobó una directiva de energías limpias por la que el 2% de la energía generada deberá ser de fuentes renovables en 2011, porcentaje que subirá a un 15% para 2021. California rechazó una cuestión similar, pero más ambiciosa (20% en 2010 y 50% en 2025). También se rechazó destinar 5 mil millones de dólares a la investigación en combustibles alternativos y energías renovables.
  • En Colorado se rechazó que un embrión humano fuera considerado persona desde el momento de la fertilización.

En resumen, ha habido para todos los gustos, aunque en términos globales y hasta donde los grandes números indican, Obama contará más veces que lo contrario con el respaldo del Congreso y del Senado. Eso sí, como dice el sabio proverbio, “obras son amores, y no buenas razones”.

Anuncios

4 comentarios to “Lo que la victoria de Obama puede significar para la Ciencia”

  1. ricardo said

    maravilloso.articulo¡inportante.para’todos.los.que.tenemos.la’dicha.de.tenerlos.para.estar’informado.gracias

  2. espaidual said

    hola carlos,
    gracias por el artículo,
    La verdad es que cualquier cosa es mejor para la ciencia que el pozo de oscuridad cavernicola que tan bien representaba “la” imagen republicana en ésta campaña. Aun así quedan muchos factores por entrar en juego. Obama va a tener que cambiar muchas cosas, esperemos que entre tanto trabajo no se olvide de su compromiso con la ciencia.

    La pregunta es:
    suponiendo que se produzca éste cambio en la inversion para el desarrollo, servirá ésto de revulsivo para que algo se mueva en España?

  3. Carlos said

    ¡Gracias! Es difícil saber el efecto que una mayor inversión en desarrollo científico en EE.UU tendría en otros países. Posiblemente poco a corto plazo, sobre todo dada la coyuntura económica. A medio plazo lo normal sería que la cosa empezara a nivel de la UE, que tiene como cuestión estratégica la competencia científica con EE.UU., y desde ahí llegara a los Estados miembros. Será un largo camino en cualquier caso, me temo.

  4. […] https://singularidad.wordpress.com/2008/11/13/lo-que-la-victoria-de-obama-puede-significar-para-la-ci… […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: