La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Los “osos de agua” sobreviven a la exposición al ambiente espacial

Posted by Carlos en septiembre 9, 2008

La posibilidad de que haya formas de vida (o proto-vida) capaz de sobrevivir a un viaje espacial es un tema al que se le viene dando vueltas desde hace siglos. La hipótesis de la panspermia se basa precisamente en la idea de que la vida sobre la Tierra surgió a partir de la llegada de esporas o microorganismos de algún tipo en cometas o meteoritos. Para que un viaje de estas características fuera posible es preciso que se den tres circunstancias: (1) que los organismos en cuestión sobrevivan al lanzamiento al espacio, (2) que sobrevivan al viaje, y (3) que sobrevivan a la reentrada en el planeta destino. Los puntos (1) y (3) son bastante dependientes de las condiciones particulares en las que se produce el lanzamiento/llegada, y no es descabellado suponer que existe la posibilidad de que bien sea a través de impactos meteoríticos, o simplemente a través de un programa espacial (la contaminación de las sondas es algo que se toma muy en serio por las agencias aerospaciales; considérese por ejemplo el caso de la sonda Galileo, que fue lanzada contra Júpiter para evitar la contaminación accidental de Europa), se pueda producir la transferencia de formas de vida. Por supuesto, siempre y cuando se salve el punto (2), la supervivencia en el espacio exterior durante el viaje.

La supervivencia en el vacío espacial es extremadamente difícil para las formas de vida terrestre, como es fácil imaginar. Los organismos que se vieran expuestos a este ambiente tendrían que hacer frente a la microgravedad, temperaturas extremas (de apenas unos 4ºK en el espacio profundo, mayor -e incluso potencialmente letal- si hay exposición directa a la luz solar), presiones ínfimas (del orden de 10-14 Pa, aproximadamente 10-19 atmósferas), y altas dosis de radiación ionizante (al menos tres órdenes de magnitud superior a la que se recibe en la superficie terrestre). Existen diversos extremófilos que pueden soportar algunas de estas condiciones, pero sobrevivir a la combinación de todas ellas durante un periodo potencialmente muy largo de tiempo es indudablemente un desafío biológico. Este desafío es incluso superior si en lugar de microorganismos unicelulares simples consideramos organismos pluricelulares. Pues bien, sorprendentemente parece haber organismos capaces de sobrevivir en estas hostiles circunstancias, tal como K. Ingemar Jönsson y 4 colaboradores, de las Universidades de Kristianstad, Sttutgart y Estocolmo, acaban de mostrar en un artículo titulado

recién aparecido en Current Biology. El estudio de Jönsson et al. se centra en los tardígrados, popularmente conocidos como “osos de agua” (hay un par de páginas muy buenas con fotografías y películas sobre tardígrados aquí y aquí). Se trata de unos pequeños invertebrados de hasta 1.2 mm de tamaño que constituyen un filo propio, y que tienen la curiosa propiedad de ser eutélicos, i.e., todos los individuos adultos de una cierta especie tienen el mismo número de células (hasta 40,000 en algunas especies). Son ovíparos, tienen reproducción sexual, y una resistencia extrema: pueden soportar (al menos temporalmente) temperaturas de +151ºC a -271ºC, altísimas dosis de radiación, presiones de hasta 6000 atmósferas, y pueden permanecer en estado criptobiótico durante años.

Tardigrado (Hypsibius dujardini). Micrografia por Bob Goldstein

Tardígrado (Hypsibius dujardini)

El estudio de Jönsson et al. se ha realizado en el contexto de la misión Foton-M3 de la ESA, y tiene el sugerente acrónimo geek de TARDIS (Tardigrades in Space). Hay un blog en el que los investigadores dan cuenta de las novedades del proyecto. Durante 10 días dos especies de tardígrados –Richtersius coronifer y Milnesium tardigradum– han estado expuestos al vacío en una órbita terrestre baja, y a dos espectros diferentes de radiación ultravioleta (280-400nm y 116.5-400nm). Mientras que la exposición al vacío no ha parecido tener efectos en la supervivencia de los tardígrados, la exposición a la radiación UV -especialmente en el espectro más amplio- produjo una considerable mortandad en los animales. No obstante, algunos especímenes de M. tardigradum fueron capaces de sobrevivir en estas condiciones, soportando (en estado desecado) una dosis de radiación de 7000 kJ/m2.

El mecanismo por el que estos organismos son capaces de soportar estas condiciones de desecación y radiación no está claro, y se presume la existencia de algún sistema de reparación del ADN dañado. En cualquier caso, dado que estas condiciones no se presentan en la Tierra, debe concluirse que son un efecto secundario de su adaptación criptobiótica. Realmente apasionante.

Anuncios

8 comentarios to “Los “osos de agua” sobreviven a la exposición al ambiente espacial”

  1. JuanMa said

    A pesar de que el origen sea extraterrestre, la pregunta fundamental sigue estando presente: ¿Cómo se inició la vida? Con la panspermia se soluciona el inicio de la vida en la tierra, però no de donde provenga dichos seres… Es como posponer la respuesta.

    Gran Blog

  2. Carlos said

    ¡Gracias JuanMa! Efectivamente, no es una solución completa, aunque sí es verdad que amplía el abanico de posibilidades y la escala temporal en la que se desarrollaron los eventos que dieron lugar al origen de la vida. De todas formas, personalmente encuentro mucho más interesantes los modelos de abiogénesis terrestre. Comparada con la Tierra actual, la Tierra primitiva era prácticamente un mundo alienígena, y las hipótesis que se han planteado sobre las primeras formas de vida -el mundo de ARN, el mundo de azufre-hierro, el mundo de arcilla, etc.- son realmente fascinantes.

  3. Interesado por la ciencia said

    He estado leyendo un poco en la wikipedia sobre las teorías que hablas del origen de las especies. Me da pena no tener los conocimientos en química y bioquímica para comprender todo el proceso, pero son relamente alucinantes. Hace algún tiempo en uno de los episodios de REDES, se hablaba sobre la formación de la vida. No recuerdo muy bien el eposodio, pero mas o menos de lo que se hablaba era de algo parecido a la teoria de hierro azufre, aunque quizás estaba algo mezclada con la del ARN. En cual quier caso, se decia que los componentes para crear la vida, eran muy fáciles de encontrar en el universo. El entrevistado sostenia que la vida no era un fenómeno tan extraño y que la formación de vida en el universo era algo inevitable y que de hecho era muy probable que estubiera sucediendo en mas sitios.
    Sería impresionante que se demostrase que la vida puede evolucionar de simple química. Haciendose esta cada vez mas compeja.
    Supongo que esto, junto con la unificación de mecánica cuántica y relatividad y la comprensión de lo que es realmente la consciencia y como funciona son las grandes preguntas. Para mi personalmente son las que mas me fascinan.

  4. espaidual said

    Hola Carlos

    podrias revisar el enlace del artículo, parece que está roto?
    muy ilustrativa la entrada (solo ha faltado mencionar que se les cree capaces de vivir miles de años en estado letargico, algo tambien necesario de cara a la panspermia)

    Después de todo lo que había oído sobre los osos de agua no les creía capaces de sorprenderme de nuevo. Cuanto me equivocaba. Su superioridad frente a nuestras capacidades como especie (incluso contando con los recursos tecnológicos) empieza a tomar un aire lovecraftiano casi.

    Por el momento el ser humano está confinado a la Tierra. Las condiciones fuera de la atmósfera y la magnetosfera son demasiado hostiles para plantearnos hoy por hoy la conquista del espacio. Y sin embargo hete aquí éstos diminutos milagros de la evolución, capaces de colonizar el Sistema Solar a bordo de una sonda como quien va en un crucero de placer.
    Parece una burla de la naturaleza a nuestro soberbio sentimiento de cúpside evolutiva.
    Es que podrían haber llegado a la Luna millones de años antes que nosotros!

    Me llama mucho la atención lo de los -271ºC. Supongo que expusieron los animales al vacío. Porque de haberse hecho en la Tierra no quiero ni imaginarme el asombro de los técnicos al saber que querían poner un bicho en la máquina!

    un saludo

  5. Carlos said

    Hmm, el DOI es aparentemente correcto, así que debe ser que el sistema de resolución no está actualizado. Gracias por el aviso. Imagino que deberá funcionar pronto, pero mientras tanto aquí va un enlace directo.

    Es impresionante el aguante de estos animales: en algún sitio del Sistema Solar posiblemente morirían de hambre antes de por condiciones ambientales.

    Un saludo.

  6. Carlos said

    @Interesado Por La Ciencia: sin duda es un tema apasionante, y con muchísimas vertientes. Por ejemplo, Peter Ward -un astrobiólogo de la NASA- sugiere que los virus (al menos parte de ellos) son vestigios del mundo de ARN. También están por supuesto todas las implicaciones en cuanto a la posible aparición de vida en otros lugares del Universo. No es descabellado pensar que formas simples de vida hayan podido surgir en muchos otros lugares. La vida compleja requiere probablemente de la conjunción de condiciones ambientales más favorables, y puede que sea mucho más infrecuente.

  7. Interesado por la ciencia said

    Totalmente de acuerdo, aunque con estos osos de agua, no se si vidas mas complejas podrían tener mecanismos de supervivencia similares. Tampoco se si a gran escala esta demostrado que es imposible. Aunque claro en ciencia hablar de demostrado es decir mucho. Por un lado, el numero de sistemas en el universo es enorme lo que quizás nos deje muchos mundos adecuados diseminados y por otro lado pienso que la vida da la impresión de modificar su alrededor para su supervivencia.
    Como bien decías la tierra hace unos 4500 millones de años parecía un mundo alienígena y fue esa vida la que cambio la atmósfera y transformó todo el planeta. Con cada gran extinción se modificaba y se acercaba mas a la de hoy en día. No se si la vida basada en el carbono siempre tendería a organizarse en esta misma dirección o si un ambiente algo diferente podría dejarla en un estado de evolución aletargada o con pocas opciones por la dureza del medio.
    Respecto a la hipótesis de la panspermia, el que se haya creado la vida en la propia tierra o viniera de otro lugar puede ser mas relevante desde el punto de vista de que ambiente intentar investigar o emular. Pero en cualquier caso la pregunta, que es saber como se originó, es lo realmente importante y no tanto que se originase en un asteroide o en la propia tierra. De todas formas, si se demostrase que la primera forma de vida se originó en el espacio, no creo que implique necesariamente que esta no pudiese crearse en un planeta, a no ser que las condiciones en el espacio sean idóneas por algún motivo para la evolución de esta materia.

  8. […] esto sirve para algo? Es posible ¿Quién lo puede decir, o afirmar lo contrario? Es posible que creas que con tanta […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: