La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Paul Davies y la Fe implícita en la Ciencia

Posted by Carlos en diciembre 19, 2007

El debate entre ciencia y religión es recurrente, y con frecuencia cansino y repetitivo. A fuer de ser sinceros, en muchas ocasiones es también artificial, al menos en el contexto del judeo-cristianismo, en general alejado de literalismos (por supuesto, con clamorosas y ruidosas excepciones). En cierto sentido, esto es lo que llevó a Stephen Jay Gould a postular su principio de los magisterios separados, esto es, que ciencia y religión son paradigmas diferentes cuyos campos de aplicación son distintos, y para los que en cada caso uno es apropiado y el otro no. Esta idea no está exenta de crítica, ya que por ejemplo Richard Dawkins -rememorando u honrando quizás cuitas anteriores- considera que cuestiones tales como la existencia de Dios entran dentro del ámbito de lo científico, y son falsables. Un punto de vista diferente al de los dos anteriores es el expuesto recientemente por Paul Davies en un artículo de opinión en el New York Times titulado “Taking Science on Faith“. El argumento principal de Davies es negar la separación entre el magisterio científico (basado en modelar, explicar y predecir lo empírico) y el magisterio religioso (basado en la creencia de lo que aparentemente carece de base empírica), no porque el objeto último de la creencia sea falsable, sino porque el propio paradigma científico tiene también su propio sistema de creencias. En sus propias palabras:

Toda la ciencia se basa en la suposición de que la naturaleza tiene un orden racional e inteligible. Uno no podría ser científico si pensara que el universo es un revoltijo sin sentido de probabilidades y sucesos yuxtapuestos azarosamente. Cuando los físicos investigan un nivel más profundo de la estructura subatómica, o cuando los astrónomos extienden el alcance de sus instrumento, esperan encontrar un elegante orden matemático. Y hasta el momento esta fe ha estado justificada.

Indudablemente, este anhelo de orden y elegancia matemática existe, y va más allá de que sea imprescindible para poder realizar ciencia: está profundamente imbricado en nuestras mentes, constituyendo en muchas ocasiones el motor del avance científico. Sea como fuere, ¿es racional esta suposición? En términos prácticos está claro que hasta el momento funciona, y que si resultara irracional, la propia ciencia -incluso el universo- lo sería también. En el mejor de los casos todo sería una siniestra broma, un castillo en el aire sin razón ni base.

La cuestión -una vez que se tienen las leyes físicas- es entonces dar con el porqué de dichas leyes. Al llegar a este punto es donde la física puede empezar a convertirse en meta-física. Considerar que las leyes físicas son así como las observamos, pero que el motivo de las mismas está fuera de nuestro alcance nos lleva a una suerte de deísmo, aunque sea involuntario. Uno de los argumentos más recientes para explicar el origen de estas leyes, y cómo éstas parecen estar finamente ajustadas para nuestra existencia es el bien conocido Principio Antrópico. Este principio encaja muy bien con los modelos que emanan de la Teoría de Cuerdas y que sugieren que hay un gran número de universos posibles (en torno a 10500, correspondientes a diferentes mínimos dentro de un paisaje cósmico). A nadie escapa que una explicación antrópica es poco atractiva en términos científicos, lo que indirectamente resulta en la paradoja de que que se refuerce su aceptación por parte de la comunidad física ante el fracaso en la búsqueda de explicaciones no-antrópicas (mucho más “digeribles”).

Cosmic Landscape

En cualquier caso, Davies argumenta en relación a la existencia y funcionamiento de este paisaje cósmico (y en realidad de cualquier multiverso que pudiera existir), y sobre cuáles son los mecanismos físicos que llevan a la creación de estos múltiples universos, y que fijan sus leyes locales. La cuestión sobre el origen de las leyes físicas se traslada entonces a otro nivel superior. Suponer que las meta-leyes que gobiernan la existencia de las leyes locales son eternas y prefijadas es una suposición que puede hacerse transitoriamente, pero que en última instancia ha de poder plantearse y explicarse en términos científicos. Según Davies:

[…] Las leyes deberían tener una explicación desde dentro del universo, y no apelar a un agente externo. Los detalles de la explicación son materia de investigación futura, pero mientras la ciencia no encuentre una teoría comprobable de las leyes del universo, la afirmación de que está libre de fe es manifiestamente falsa.

Como dicen los angloparlantes, food for thought.

Anuncios

14 comentarios to “Paul Davies y la Fe implícita en la Ciencia”

  1. PJorge said

    Confundir los posibles significados de la palabra fe es un truco retórico tan bueno o tan malo como otro cualquiera. Es lo que hace Davies.

  2. kikito said

    Hola Carlos

    No coincido con PJorge; si alguien cree en algo sin una demostración adecuada, entonces eso es “fe”. Y lo cierto es que mucha gente piensa que hay un “orden” en el universo, unas leyes básicas.

    Donde se está equivocando Paul es en la definición de Científico. Un científico es aquel aplica el El Método Científico para obtener conocimiento. Observación, hipótesis y análisis.

    Paul Davies dice que los científicos piensan que hay un orden subyacente en el universo; un conjunto de reglas básicas. Aplicando el método científico yo diría que de momento carezco de observaciones que contradigan la existencia de unas reglas universales.

    Los humanos descubrimos “leyes” todo el rato… y en ocasiones, cuando aumenta nuestra capacidad de observación, estas nuevas leyes desbancan o modifican a las anteriores. Y esto incluye a los científicos. Paul mismo pone el ejemplo de la física newtoniana y cómo se pensaba que era “la última frontera”, y ahora estamos con cuantos, super cuerdas, el E8 ese … en fin, seguimos y seguimos (por cierto Carlos a ver si eres capaz de explicarlo porque yo no he conseguido entenderlo aún).

    ¿Existe un límite? ¿Un conjunto de reglas que expliquen todas las observaciones en el universo?

    Molaría. Probablemente serían hasta autodemostrativas: explicarían por qué existen.

    Pero no tengo observaciones ni tengo demostraciones matemáticas que confirmen que existe un límite. Puede que el universo tenga un número infinito de reglas, y que vayamos descubriendo una tras otra conforme nuestra capacidad de observación aumente, y sin embargo nunca lleguemos a conocerlas todas.

    Y cierro como empecé. Creer que existe un conjunto de reglas finitas en el universo, sin demostración de ningún tipo, es Fe.

    Pero Paul se equivoca. Los que él llama científicos son, en realidad, gente que es científica para algunas cosas (sus experimentos de laboratorio, por ejemplo) y no científica para otras (su forma de pensar sobre el universo).

  3. Carlos said

    Sí, juega con esa ambigüedad sobre todo en la lapidaria frase final. Bajo la interpretación abstracta que hace Davies, una conjetura física es un acto de fe, y el platonismo una religión. Podría admitirse, aunque entonces cabría preguntarse ¿quién ha hecho la afirmación que Davies da por falsa?

  4. Carlos said

    Hola Kikito.

    Efectivamente, la cuestión es aceptar una definición concreta de lo que es ciencia, y lo que es fe. Una definición muy genérica de fe -al margen de contextos religiosos- conduce a lo que Davies afirma, aunque su última frase se puede sacar de contexto y adquirir una connotación diferente.

    Creo que una de las implicaciones más interesantes es la que comentas: si hay unas Leyes Últimas, deberían ser autodemostrativas si se quiere excluir el acto de fe. Esto nos puede dar problemas con el 2do teorema de incompletitud de Gödel, lo que puede querer decir que esas Leyes Últimas serían inaprehensibles, o que la fe -en ese sentido abstracto- es al final imprescindible.

    Saludos.

  5. PJorge said

    Una cosa es suponer que una cosa es cierto -y considerar que eso es fe- y otra muy diferente es afirmar que una cosa es absolutamente cierta.

    Suponer que el ordenador que tengo delante existe en realidad es una suposición razonable. Podría considerarse fe -al ser una mera suposición-, pero está sujeta a comprobación experimental. Si intento agarrarlo y no lo logro, mi suposición -esa fe en pequeñito- se habrá demostrado falsa. Suponer orden en el universo es una suposición -fe en el primero sentido- útil hasta que se demuestre que no vale. Después de todo, se ha avanzado mucho dándola por buena. Quizá mañana se demuestre que no se cumple. Entonces, la cambiaremos por otra suposición. Nadie dijo que la ciencia no suponga cosas.

    Decir que Dios existe sin ofrecer pruebas o rechazando cualquier argumentación racional de lo contrario es pura fe religiosa. Creer porque es absurdo y esas cosas… Es decir, afirmar que el universo es de cierta forma independentemente de cualquier dato que el universo pueda ofrecerte. Son dos formas de suponer muy diferente. La primera está sujeta a revisión, la segunda no, de ninguna forma.

    Davies confunde deliberadamente ambos conceptos para a su vez confundir ciencia con religión. Vale, es un buen truco retórico. Pero no deja de ser retórica.

  6. kikito said

    Hola otra vez! Me acabo de dar cuenta de que no queda claro cuando digo “por cierto Carlos a ver si eres capaz de explicarlo porque yo no he conseguido entenderlo aún”. Me estaba refiriendo al E8. Me he leído varias cosas en wikipedia pero sigo sin entender qué diantres es. Parece que nadie sepa ponerlo en palabras sencillitas. Disculpas por el ligero offtopic.

  7. Carlos said

    @Kikito: Sí, entendía que te referías a E8. Es un tema interesante; si puedo entre turrón y turrón 😉 intentaré escribir sobre el tema.

  8. Carlos said

    @PJorge: la cosa es que no acabo de estar convencido de que la suposición de orden matemático sea falsable. En el ejemplo que propones, un resultado empírico podría refutar la hipótesis de que tienes un ordenador delante, lo que te llevaría a plantearte otro tipo de hipótesis que explicara porque lo percibes pero no lo puedes agarrar. Del mismo modo, un resultado empírico anómalo podrá echar por tierra hipótesis, o hacer tambalearse teorías físicas, pero la reacción científica sería buscar hipótesis alternativas que dieran cuenta del mismo, sin abandonar la suposición de partida de que hay una explicación matemática globalmente consistente.

    Otra cosa es que, efectivamente, Davies está intentando arrimar el ascua a su sardina. Tengo la impresión en cualquier caso de que su visión meta-física no se corresponde con ninguna de las religiones monoteístas tradicionales, sino que es más bien un tipo de deísmo.

  9. panta said

    Hola Carlos : ¿Dónde conseguir el texto de P. davies ? (el vínculo de arriba ya no va)
    Respecto a los comentarios anteriores me gustaría citar a Gerald Holton, en ‘Ciencia y anticiencia’ :
    ‘James Frazer, autor de ‘La rama dorada’ sostuvo que la civilización occidental había pasado sucesivamente del mito a la religión y, de ésta, a la ciencia. Po supuesto, estaba equivocado : todavía hoy vivimos en una mezcla explosiva de estos tres sistemas , y los recíprocos desafíos y los intentos de deslegitimarse mutuamente en cuanto a fundamentos de nuestra cultura continúan hasta la fecha.’
    Saludos.

  10. Carlos said

    Hola Panta. Puede que fuera un problema transitorio de la red. Lo acabo de probar y funciona. Es: http://www.nytimes.com/2007/11/24/opinion/24davies.htm
    Saludos.

  11. Orlando said

    Tampoco estoy de acuerdo con Davies. Niego la mayor, la ciencia no es un sistema de creencias, sino más bien un sistema NEGATIVO de creencias.

    La ciencia PROHÍBE creer en una relación causal A MENOS que se haya comprobado en repetidas ocasiones que a la causa generada le sigue el efecto esperado.

    Podría decirse que el ser humano ha evolucionado hasta creer en todo tipo de relaciones causa-efecto (de ahí la tendencia de toda sociedad humana a desarrollar una religión, que establece una causa para el mundo).

    La ciencia funciona por oposición a esta tendencia natural, y por eso, para muchas personas, es mucho más fácil creer en lo que no se ve que confiar en la ciencia, que frustra su deseo de creer en una causa si no se ha comprobado repetidamente su conexión con el efecto a prever.

  12. espaidual said

    Desde mi punto de vista el error de Davies es el siguiente:
    presupone que los cientificos interpretamos la física como una respresentación matemática precisa de la naturaleza.

    Sin embargo muchos creemos -y esto de momento es fé aunque puede existir una explicacion parecida al principio de Gödel- en que no hay una ecuación última que describa la completitud de los campos de la física. Eso no impide la existencia de una teoria M o de unificación, pero de existir será una aproximación más a la realidad. Sin duda un ejemplo es la cuántica que aun hoy en dia nadie se moja a decir que es una teoria autoconsistente en su fundamento ni como explicación “macroscopica” a unas leyes aun más primordiales. Pero sin embargo es una “aproximación” tan buena que es lo más parecido a la realidad que conocemos.

    Seguramente Davies está poco familiarizado con la história de la física y como sus principios se han creado a partir, justamente, de unas experiencias a priori irracionales e ininteligibles. Y tambien le convendría repasar los estudios de Henon-Heiles sobre los sistemas caóticos y hasta que punto algo inpreciso puede tener sentido físico en la mismísima inprecisión.

    De momento es fé? Sí, pero fé tambien en que es solo cuestión de tiempo de que aparezca otro Gödel que nos indique cuales son los límites de la física y si realmente todo tipo de comportamiento por alocado que sea es inducible matemáticamente.

  13. espaidual said

    por cierto, es mi primer comentario aquí,
    sólo decir al/los responsable/s que me encanta éste blog. Hay expuestos temas excelentes.
    un abrazo!

  14. Carlos said

    ¡Muchas gracias Espaidual! Un abrazo.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: