La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Tesis Doctorales, Kickboxing y Huelgas Generales

Posted by Carlos en diciembre 3, 2007

La semana pasada viajé a Coimbra para formar parte de un tribunal de tesis doctoral. A diferencia de lo que ocurre en otros lugares de Europa, la lectura de una tesis doctoral sigue teniendo un sabor especial en Portugal. Se considera como un acontecimiento académico de primer orden, y se la rodea de los elementos protocolarios tradicionales. Todo esto es mucho más marcado en Coimbra, cuya universidad data del siglo XIII, pero ya llegaremos ahí más adelante.

La estancia en Coimbra fue un poco azarosa por dos motivos. En primer lugar, la semana pasada se celebraba el campeonato mundial de full-contact en la ciudad, motivo por el que casi todos los hoteles estaban completos. En el que yo me alojé coincidía durante el desayuno con las selecciones de Sudáfrica (todos blancos, rubios, y hablando en afrikáans) y Turquía, y me llamó la atención la simpatía y el buen ambiente entre todos ellos (eso, y las componentes femeninas de la selección turca). De todas formas, lo verdaderamente engorroso fue que el viernes se había convocado un día de huelga general en Portugal, y los funcionarios se lo tomaron muy en serio.

Porta FérreaCuando llegamos al edificio del rectorado nos encontramos con que el portón de acceso (la Porta Férrea, datada en el s. XVII) estaba cerrado, y no había forma de acceder al interior. Afortunadamente, un bedel que estaba de servicios mínimos abrió una puertecilla aneja, y por ahí entramos al edificio, cuyos muebles y decoración son de museo. La siguiente sorpresa fue que allí no estaba ni el Rector (si bien al parecer no estaba de huelga, sino casualmente atendiendo una visita de un Secretario de Estado español, no sé si de Cultura o de Universidades, con el que nos cruzamos a la salida). Quienes sí estaban de huelga eran los funcionarios, y ahí nos llegó el siguiente problema: en Portugal las tesis doctorales deben contar con un Secretario de la universidad que dé fe del acto académico, a diferencia de lo que ocurre por ejemplo en España, donde es un miembro del tribunal el que cumple este papel. Sin Secretario no hay tesis, y en un tris estuvimos de cancelarla, hasta que tras arduas gestiones se consiguió que un funcionario acudiera al acto.

Una vez todo dispuesto, comenzó la ceremonia. Los miembros del tribunal -al igual que el doctorando- van vestidos con el hábito talar y la capa universitaria. Servidor se quedó con las ganas de unirse a la tradición, ya que debido a la huelga no fue posible conseguir una capa extra para mí. Afortunadamente tenía un chaquetón negro que no desentonaba, y que me vino muy bien para combatir el frío glaciar que reinaba en la histórica sala en la que se realizan las defensas de tesis doctorales en Coimbra. Un lugar realmente impresionante y cargado de historia, en la que es todo un orgullo desarrollar un acto de estas características. El presidente del tribunal ocupó el lugar preferente, y dio paso a una breve exposición del doctorando, para acto seguido ir cediendo la palabra a cada uno de los miembros del tribunal. El tiempo de intervención está tasado, y es diferente según el papel de cada miembro del tribunal. Servidor y otro colega éramos los arguyentes, e interrogamos al doctorando durante 40 minutos cada uno. El susodicho demostró solidez científica (tenía un curriculum muy destacable para un doctorando), y se hizo acreedor de un merecido cum laude.

Fue toda una experiencia nueva, acostumbrado a la relativa familiaridad con la que se leen las tesis doctorales en España. De todas las antiguas tradiciones universitarias, la única que se mantiene en España con la misma fuerza que en Siglo de Oro es la tuna. Debe ser algo que va con nuestro carácter.

Anuncios

7 comentarios to “Tesis Doctorales, Kickboxing y Huelgas Generales”

  1. jjmerelo said

    🙂
    Qué bueno…

  2. nozintusei said

    visité hace unos tres años el edificio del rectorado en Coimbra (por el EuroGP2004) y la verdad es que es un edificio muy bonito. También me encantó la biblioteca. Tiene pinta de biblioteca de cuento 🙂

  3. Carlos said

    Desde luego. La sala aneja en la que hicimos la deliberación (el papeleo lo hizo todo el Secretario de la universidad) tenía asientos de cuero repujado y escritorios barrocos, y por los pasillos había cuadros antiguos y tapices. La impresión era desde luego de salto atrás en el tiempo.

  4. panta said

    Qué envidia más horrorosa me está entrando. 😉
    Tendré que perseverar en lo del doctorado, a ver si un año de éstos cae y convenzo al tribunal del temita de las capas – valen las de jedi? XD -.
    Saludos

  5. Carlos said

    Persevera, que merece la pena. Eso sí, no te recomiendo las capas de jedi: hay mucho trekkie en los tribunales de doctorado 😉 .

  6. Alberto said

    La tradición se ha conservado, en parte, en Brasil. Han olvidado el componente ritual, pero en los aspectos de contenido se mantiene una rigidez extrema: cinco horas duró la última defensa de tesis a la que asistí. Desde mi punto de vista, excesivo. De hecho el concepto de tesis (investigación mastodóntica hecha en solitario) está absolutamente caduco. Al menos en eso la reforma ha acertado, planteado la opción de artículos acumulados como tesis doctoral.

  7. Carlos said

    Así es como me comentaron que eran las tesis en el pasado en Portugal. Si hacías una tesis sobre un tema tenías que demostrar que lo dominabas como el que más, y aportar un manuscrito de un palmo de grueso. Era más un punto de llegada, en lugar de un punto de partida como parece que debería ser.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: