La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

La caldera de Yellowstone se eleva a un ritmo sin precedentes

Posted by Carlos en noviembre 12, 2007

La caldera de Yellowstone se asienta sobre uno de los puntos calientes más conocidos del planeta. Estos puntos calientes se producen cuando un penacho de magma a alta temperatura del manto asciende hasta la corteza terrestre, que funde dando eventualmente lugar a fenómenos volcánicos si llega hasta la superficie. En el caso concreto de Yellowstone, el penacho lo podemos visualizar como un embudo de unos 600 km de profundidad, estrecho en su base en el manto, y que se expande a una anchura de unos 500 km en su parte superior, situada a unos 50 km de profundidad. Ocasionalmente el magma de este penacho alcanza la gran cámara magmática situada a unos 8 km bajo Yellowstone, que podemos imaginar como una especie de gigantesca esponja en cuyos intersticios se acumula la roca fundida (véase la imagen inferior). Normalmente este magma se va enfriando y solidificando, liberando agua y otros gases a gran temperatura. Este proceso da lugar a toda la actividad hidrotermal que se observa en la superficie, y es responsable de que el fondo de la caldera se eleve debido a la presión en su interior.

Magma chamber under Yellostone
Credit: Chang et al., Science

Los geólogos llevan observado y midiendo el movimiento de la base de la caldera desde 1923, periodo durante el que se han producido elevaciones y descensos suaves. Aunque el proceso es complejo, ya que a veces suben unas zonas de la caldera y bajan otras, en promedio se ha observado un crecimiento de 1-2cm anuales de 1923 a 2004. Sin embargo, desde verano de 2004 la caldera está subiendo a un ritmo de 7cm por año, esto es, aproximadamente el triple de lo habitual. Esto es de lo que Wu-Lu Chang y colaboradores, de la Universidad de Utah y del U.S. Geological Survey, informan en un trabajo titulado

publicado esta semana en Science. Los datos han sido obtenidos a través de mediciones con GPS e InSAR (Interferometric Synthetic Aperture Radar), y los autores los interpretan -de acuerdo con simulaciones informáticas- a la luz de un incremento del volumen de magma de 0.1 km3 al año. La roca fundida se acumula en la parte superior de la cámara magmática, ocupando una superficie de 1200 km2. Redistribuciones del fluido en la cámara explicarían porqué ciertas zonas de la caldera bajaron de nivel, así como que la actividad sísmica se concentrara en la zona norte de la misma.

A pesar de esta elevación sin precedentes de la caldera de Yellowstone, nada presagia que vaya a haber una gran erupción en ciernes. De hecho el número de temblores sísmicos se ha reducido a la mitad en este último periodo. Hay que recordar en cualquier caso que las grandes mega-erupciones en Yellowstone se produjeron hace 2 millones de años, 1.2 millones de años y 630,000 años, por lo que estamos ahora muy cerca del tiempo medio entre erupciones. Un evento de este tipo alcanzaría muy probablemente la categoría 8 en el índice de explosividad volcánica, al igual que en anteriores ocasiones. Si la explosión del Monte Tambora en 1815 alcanzó la categoría 7, y dio lugar a lo que se llamó el “Año sin Verano”, es fácil imaginarse lo que una erupción de al menos un orden de magnitud superior podría acarrear, aunque quizás sea mejor no pensar demasiado en ello.

Anuncios

2 comentarios to “La caldera de Yellowstone se eleva a un ritmo sin precedentes”

  1. […] pues Yellowstone está sobre un punto caliente. Y cada cierto tiempo hace erupción. No, no me explicado. Cada […]

  2. Luis said

    En el momento en que yellowstone haga exploción… adios Estados Unidos como potencia a nivel mundial ehh…seria su propio apocalipsis…

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: