La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Chandra detecta una superburbuja en formación

Posted by Carlos en septiembre 7, 2007

La Pequeña Nube de Magallanes, situada a unos 200,000 años-luz de distancia, contiene una pequeña región denominada LHa115-N19 (N19 para abreviar), en la que se ha identificado la presencia de varios restos de supernovas. Dichos restos están formados por el material estelar expelido a enorme velocidad (hasta un 1% de la velocidad de la luz) cuando se produce una supernova. Al colisionar con el material interestelar circundante se genera una formidable cantidad de energía que calienta el gas a varios millones de grados, y barre el espacio correspondiente generando una cavidad de densidad muy baja en relación al promedio interestelar.

N19 complex
Credit: NASA/CXC/UIUC/R.Williams et al.; Optical: NOAO/CTIO/MCELS coll.; Radio: ATCA/UIUC/R.Williams et al.

Un fenómeno de este tipo es el que se ha identificado en N19, con la peculiaridad de que en este caso son varias las supernovas cuyos restos se están expandiendo en una región muy pequeña, y cuya unión dará lugar a la creación de una superburbuja. El análisis ha sido realizado por Rosa Williams -de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign- y colaboradores en un trabajo titulado

presentado en una reunión de la American Astronomical Society, y bajo revisión en el Astrophysical Journal. En él Williams et al. postulan la existencia de una asociación OB (un grupo de entre 10 y 100 estrellas de clase O y B cuyo origen es común, pero sin vínculos gravitatorios) que contendría entre 29 y 33 estrellas de más de 25 masas solares. La expansión de los restos de supernovas identificados darían lugar a la formación de una superburbuja en una escala de tiempo de 300,000 años desde la primera supernova.

superbubble2.jpg
Credit: NASA/CXC/UIUC/R.Williams et al.; Optical: NOAO/CTIO/MCELS coll.; Radio: ATCA/UIUC/R.Williams et al.

La formación de este tipo de cavidades no es un fenómeno extraordinario. De hecho nuestro sistema solar está ahora atravesando la denominada Burbuja Local, y más precisamente la Nube Interestelar Local, una región de dicha burbuja de densidad ligeramente mayor que se formó en la confluencia de la Burbuja Local y la Burbuja Loop-I. Hay que señalar que esta nube tiene una densidad de 0.1 átomos de hidrógeno por cm3, lo que es relativamente baja y permite que el campo magnético del Sol la mantenga a raya. Sin embargo, nos encontramos también en la línea de tiro del complejo Sco-Cen, que emite filamentos de mayor densidad y que eventualmente podrían provocar efectos negativos sobre el campo magnético solar (y por lo tanto sobre el influjo de rayos cósmicos sobre la Tierra), con las consecuencias impredecibles que tendría para la vida.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: