La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

El magnetismo de las rocas de Marte

Posted by Carlos en agosto 17, 2007

Viking on Mars¿Qué diferencias hay entre una roca de Marte y otra de la Tierra? Dependerá de la roca por supuesto, pero vamos a suponer que las dos son de composición química similar. ¿Habría entonces alguna diferencia notable? Pues sí: con gran probabilidad la roca de Marte estaría magnetizada mientras que la de la Tierra no. Esto puede resultar extraño a la vista de que mientras que la Tierra tiene un nada desdeñable campo magnético activo (que entre otras cosas nos protege de la radiación cósmica), Marte no lo tiene. La sorprendente explicación es que dicho magnetismo es una reliquia de hace más de mil de millones de años, cuando Marte era un planeta geológicamente activo que disfrutaba de un campo magnético análogo al de la Tierra. Entonces, ¿por qué no observamos ese fenómeno en la Tierra? La respuesta es que sí lo observamos, aunque no es lo más común. La mayor parte de las rocas terrestres tienen magnetismo inducido, esto es, alinean su momento magnético con el de la Tierra. A medida que la tectónica de placas hace que las masas continentales circulen, dicho magnetismo inducido cambia gradualmente, siempre de acuerdo con la alineación del campo magnético terrestre.

Sin embargo, no todas las rocas terrestres exhiben este tipo de magnetismo inducido. Hay algunas en las que su momento magnético permanece alineado con el que tenía la Tierra en el momento en el que la roca se creo. Se habla en este caso de magnetismo remanente. Podemos encontrar ese magnetismo remanente en diferentes formaciones rocosas terrestres. Por ejemplo, Phillip W. Schmidt y colaboradores, del CSIRO Industrial Physics de Australia y del Geological Survey de Noruega acaban de publicar un trabajo titulado

en el Journal of Geophysical Research. En este trabajo estudian la Peculiar Knob Formation sita en el Sur de Australia, de más de mil millones de años de antigüedad y con un magnetismo remanente más de 30 veces superior al de otras rocas de similar composición. La clave de dicho magnetismo está en la microestructura de la roca, y en la presencia de hematita con inclusiones nanométricas de magnetita en el interior de la formación rocosa. Un fenómeno similar se da en algunas zonas de Noruega, en las que el campo magnético remanente es tan fuerte que cancela más de la mitad del campo magnético terrestre, y hace imposible por ejemplo usar una brújula en dicha área. En este caso la presencia de nanopartículas de ilmenita dentro de los bloques de hematita crea un campo magnético estable que puede persistir durante eones. Puede verse por ejemplo el trabajo de Peter Robinson y colaboradores titulado

publicado en Nature hace cinco años. ¿Tendrán las rocas de Marte la misma microestructura? Habrá que ir allí a por unas cuantas y estudiarlas.

Anuncios

3 comentarios to “El magnetismo de las rocas de Marte”

  1. […] por Carlos on 28/09/07 En más de una ocasión hemos hablado de Marte como un mundo geológicamente muerto, y cómo esto supone una traba importante a la hora de que se pueda desarrollar vida en él. La […]

  2. […] el Norte magnético. Otra pista al respecto la da el hecho de que en zonas en las que hay un campo magnético fósil de gran intensidad, las vacas tienen a estar desalineadas con relación al Norte […]

  3. carlos daniel chaves guerra said

    tienen bastante imformacion y me sirvio vastante

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: