La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Alfombrillas energéticas: Adiós a los cables

Posted by Carlos en julio 18, 2007

Hace ya algunos meses que surgió la noticia de los avances en materia de transmisión inalámbrica de energía. Este objetivo ha dado un nuevo paso adelante en el marco de lo que se viene a denominar inteligencia ambiental, esto es, el diseño de un entorno electrónico que sea sensible a la presencia de personas u otros dispositivos electrónicos, y que interactúe con ellos de manera automática, adaptativa, y personalizada. Concretamente, un equipo de investigadores de la Universidad de Tokio encabezado por el Prof. Takeo Someya ha diseñado un dispositivo de transmisión de energía en forma de láminas de plástico, tal como describen en un artículo titulado

y publicado en Nature Materials. De manera más precisa, este dispositivo es similar a una alfombrilla muy fina (de sólo 1mm de espesor) con la que podemos tapizar por ejemplo nuestra mesa de despacho. Esta lámina está dotada de una matriz de sensores de posición, y de unidades de transmisión de energía. De esta manera, puede detectarse sin necesidad siquiera de contacto la presencia de un dispositivo electrónico en su cercanía (mediante acoplamiento electromagnético). En ese caso, se trasfiere energía de manera selectiva e inalámbrica hacia el mismo a través del campo electromagnético generado por unas bobinas de cobre controladas por un circuito con tecnología MEMS (microelectromechanical system) impreso en la lámina. El prototipo implementado hasta el momento tiene un área de 21 x 21 cm2, pesa 50 gramos, y es capaz de transmitir unos 50 W con una eficiencia de en torno al 60%.

Wireless Power Sheet (credit Takao Someya)
Credit: Takao Someya

Si esta tecnología finalmente se desarrolla de manera industrial, podemos imaginar un nuevo entorno libre de cables, en el que simplemente con poner el portátil o la PDA en la mesa empezarán a recargarse automáticamente. Si a esto le unimos la conexión automática para intercambio de datos con el sistema de cómputo ambiental (algo mucho más trabajado en la actualidad) podemos empezar a tener una idea del entorno que nos espera a la vuelta de la esquina.

Anuncios

6 comentarios to “Alfombrillas energéticas: Adiós a los cables”

  1. McLera said

    Buenas y santas,

    ¿qué estudios hay sobre el impacto de toda esa energía inalámbrica en el cuerpo humano?

    ¿No hay ya demasiada contaminación electromagnética en el ambiente?

    Un saludo

  2. panta said

    Este tema tiene toda la pinta de ser la siguiente fase en la vida tecnológica de nuestra sociedad, tras el auge de las tecnologías de comunicación.
    Saludos

  3. Carlos said

    @McLera: de momento sólo hay prototipos, por lo que imagino que es pronto para que haya habido estudios de contaminación electromagnética. De todas formas, la clave de la inteligencia ambiental es que el flujo de energía es muy selectivo, detectando la presencia de dispositivos, y actuando por inducción electromagnética a corta distancia. A bote pronto supongo que la contaminación resultante será inferior a la del cargador del móvil o del portátil, pero sin duda habrá que esperar a los estudios pertinentes. Saludos

  4. Carlos said

    @Panta: Sí, de hecho lo que hará será potenciar las propias tecnologías de la información, al garantizar la autonomía de todos los dispositivos de cómputo portátiles. Saludos.

  5. McLera said

    Buenas y santas,

    estoy seguro de que ya existen estudios de contaminación electromagnética sobre todo a raíz de las denuncias sobre la telefonía móvil.

    El 40 % de 50 W no es una cantidad de energía despreciable, y su impacto sobre el cuerpo humano debe ser estudiado con detenimiento.

    No creo en la energía selectiva.

    Un saludo

  6. Carlos said

    McLera, no es cuestión de creencia, sino de física. La energía se transfiere en el punto de donde se produce el acoplamiento (es un enchufe sin cables al fin y al cabo). Lo único que hay construido ahora es un prototipo que muestra la viabilidad práctica de la idea. En el momento en el que se atisbe su conversión en producto de consumo tendrán que realizarse todos los estudios de seguridad pertinentes, como con todos los aparatos eléctricos. Saludos.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: