La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Cosas que hacer en la Luna

Posted by Carlos en febrero 26, 2007

La NASA nos propone un experimento mental muy interesante: si te despiertas mañana en la Luna, ¿qué harías? Por supuesto, es de suponer que nos despertaríamos pertrechados de todo lo necesario no sólo para sobrevivir, sino para realizar cualquier tipo de experimento científico, proyecto ingenieril, e incluso actividad comercial o cultural. Sobre la base de esta premisa, la NASA ha elaborado una lista de 181 ideas que se podrían llevar a cabo en nuestro satélite. Estas ideas están clasificadas en diferentes áreas:

  • Astronomía y Astrofísica: la Luna es un lugar excelente para la radioastronomía (se puede montar un radiotelescopio en la cara oculta, protegiéndolo así de las emisiones terrestres y permitiendo explorar frecuencias que no son factibles desde la Tierra), para la exploración de la radiación cósmica (la Luna está casi siempre fuera de la magnetosfera terrestre, que apantalla esta radiación), o detectar NEOs (Near-Earth Objects), estudiar sus órbitas y evaluar el peligro que suponen.
  • Heliofísica: desde la Luna se puede estudiar también el viento solar, realizar observaciones ópticas o de alta frecuencia de la ionosfera solar, analizar la interacción de la heliosfera con el medio interestelar, y estudiar el efecto del Sol en los cambios climáticos en la Tierra.
  • Observación Terrestre: la Luna proporciona un emplazamiento privilegiado para realizar observaciones de la Tierra, y estudiar la atmósfera, los océanos, los cambios en la vegetación, la magnetosfera, los polos, o la actividad volcánica entre otros muchos aspectos.
  • Geología: la Luna es un mundo fósil, cuyo interior no ha variado esencialmente desde su formación en los albores del Sistema Solar. El estudio de la corteza y el manto lunares, y la determinación de los materiales presentes puede proporcionar pistas muy importantes sobre el origen del Sistema Solar. Es interesante además estudiar los impactos meteoríticos, tanto para entender mejor la dinámica de este tipo de procesos, como para estudiar sus posibles implicaciones en la aparición de la vida.
  • Ciencia de los materiales: el entorno lunar ofrece un campo de pruebas bastante extremo para analizar el deterioro que diferentes materiales pueden sufrir durante largas estancias en el espacio. El análisis de los restos de las misiones espaciales de los 60s y 70s puede proporcionar también información muy valiosa al respecto.
  • Ciencias de la salud: del mismo modo que en el punto anterior, puede pensarse en estudiar los efectos físicos, fisiológicos, y hasta psicológicos de la estancia humana de larga duración en un entorno como el lunar, con vistas a por ejemplo futuras misiones tripuladas a Marte.
  • Caracterización ambiental: estudiar el entorno lunar, sus patrones de irradiación solar, su topografía, su campo electromagnético, gravitatorio, y su actividad sísmica es fundamental para entender este tipo de entornos con vistas a futuras exploraciones en otros lugares, así como para poder plantearse la posibilidad de asentamientos humanos en la superficie lunar.

Embarking on a Lunar Surface Mission

  • Monitorización ambiental, y mitigación de los peligros ambientales: relacionado con lo anterior, la superficie lunar es un sitio bastante inhóspito, que requiere de medidas de protección ante la radiación solar, los rayos cósmicos, los micrometeoritos, etc. El estudio de estas medidas es esencial para garantizar la seguridad de tripulaciones humanas.
  • Soporte vital, hábitat e infraestructura general: una misión de larga duración en la Luna necesitaría de un ambiente cerrado, y con el mayor grado de auto-sostenimiento posible. Aunque la cercanía a la Tierra permitiría enviar suministros regularmente, es imprescindible que se desarrollen sistemas de gestión del agua, revitalización del aire, desarrollo agrícola, y demás infraestructura para permitir un hábitat seguro, y dentro de lo posible confortable.
  • Desarrollo operacional: deben estudiarse los protocolos de actuación a la hora de realizar tareas básicas, labores de reparación, etc., o a la hora de detectar y actuar ante la presencia de vida extraterrestre. Esto serviría también de banco de pruebas para futuras misiones en Marte.
  • Energía: el almacenaje de energía suministrada desde la Tierra, así como la búsqueda de fuentes de energía en la propia Luna son aspectos de la mayor importancia para el sostenimiento de una misión tripulada de larga duración.

Aconsejo leer el documento completo de la NASA, ya que en él se detallan muchos aspectos esenciales a la hora de establecer una base permanente en la Luna, la mayoría de los cuales pasan muchas veces desapercibidos para el gran público. Por supuesto, está claro que hay una política estratégica de la NASA en promover una percepción pública favorable hacia futuras misiones tripuladas a la Luna. De todas formas, con independencia de la valoración personal que cada cuál pueda hacer sobre la utilidad directa de estas misiones, sí parece claro que la resolución de los desafíos tecnológicos que dichas misiones plantean puede resultar indirectamente de suma utilidad en otros ámbitos.

Enviar a Blog Memes Enviar a del.icio.us Enviar a digg Enviar a fresqui Enviar a menéame

Anuncios

4 comentarios to “Cosas que hacer en la Luna”

  1. Cosas que hacer en la Luna

    La NASA nos propone un experimento mental muy interesante: si te despiertas mañana en la Luna, ¿qué harías?

  2. Hace un par de años publiqué un pequeño artículo en una revista de internet en el que hablaba sobre las ventajas de reconvertir el complejo-militar industrial a la exploración espacial.

    Las ventajas son muchas. Evidentemente, la primera, que al no existir una industria militar inmensa necesitada de beneficios, se eliminarían muchas de las presiones que a día de hoy son causa de guerras y conflictos.

    Pero también el mantenimiento del empleo, el gasto público, la inversión en I+D, mayores retornos hacia la tecnología civil y el consumo, mayor seguridad y un importante avance en el conocimiento, la exploración y el aprovechamiento del espacio.

    Los medios están ahí, ingentes cantidades de dinero público despilfarrados en armas, pasando por formar al personal mlitar en nuevas funciones. Desde reconvertir industrias, reformar bases, reaprovechar recursos, hasta crear un servicio aeroespacial obligatorio.

    Lástima que sea sólo un bonito sueño.

  3. Carlos said

    Creo que con el gasto militar pasa curiosamente algo parecido al programa espacial: en última instancia, muchos adelantos científicos se alcanzan directa o indirectamente a través de la investigación militar. Por supuesto, los fines militares son mucho más discutibles que los del programa espacial, pero eso es harina de otro costal.

  4. Exacto, por ello, de los tres únicos beneficios que se obtienen del gasto militar (seguridad, empleo e investigación), los dos últimos son compartidos por la exploración espacial.

    El primero, la seguridad, es más una exigencia que un beneficio, y de no existir o rebajarse las posibles amenazas se podría hacer el trasvase de uno a otra.

    El gasto en investigación reportaría beneficios incluso más acelerados por su paso al sistema económico civil, y requeriría unos cambios mínimos en cuanto a su composición.

    Se deben seguir investigando áreas como las comunicaciones, blindajes, nuevos materiales, robots, motores, etc. La única diferencia es que el gasto público se emplearía en comprar cohetes, vehículos espaciales, satélites, radiotelescopios, etc. en lugar de tanques, cazas, fusiles y demás, que, o se usan, o pierden todo su valor no disuasorio.

    Mayores esfuerzos requeriría cambiar la producción de unos por otros, pero con las ingentes cantidades de dinero que mueven las inversiones en armamento, se realizarían en muy poco tiempo.

    ¿Quién no invertiría en adaptar una fábrica de tanques para construir, por ejemplo, vehículos de exploración, si además de contratos públicos y subvenciones obtiene una parte de los beneficios que se consigan con dicha exploración?

    ¿Qué empresa no va a asumir las inversiones necesarias para adaptar las plantas de fabricación y ensamblaje del Eurofighter para crear un avión capaz de llegar al espacio si se garantiza así beneficios futuros que hoy dependen de la existencia de países hostiles y guerras?

    ¿No se garantizaría el empleo, la innovación, la inversión?

    Se podría convertir la carrera armamentística y militar en una nueva carrera espacial. Las guerras en aventuras cósmicas a otros planetas.

    Las bases en países extranjeros en bases lunares, o en Marte, o en los puntos Lagrange, o donde sea.

    Los retornos económicos y tecnológicos, y el acceso a nuevos recursos permitirían dar un salto cualitativo impresionante, sin poner en peligro es estatus quo. Las empresas eléctricas y petroleras seguirían contando con sus monopolios energéticos, pero en lugar de petróleo, contaríamos con fuentes de energía diversificadas, como el Helio 3, o la solar. Lo cual beneficiaría a largo plazto también a los países productores de petróleo, y al medio ambiente.

    En fin…disculpa por la charla, Carlos. Es que pudiendo hacer algo así, promoverlo e intentar cambiar este sistema, el que no lo hagamos me parece un crimen.

    Un saludo

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: