La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Paul Davies y la colonización de Marte

Posted by Carlos en enero 4, 2007

Hace un par de días hablábamos del programa espacial y su interrelación con la ciencia-ficción, y en particular de si esta última puede estar sesgando las líneas prioritarias de actuación. El tema da mucho de sí, y precisamente acabo de llegar -via Backreaction– a unas declaraciones de Paul Davies, el famoso físico británico, que pueden tener que ver con este asunto. Dichas declaraciones las ha realizado para la Edge Foundation, una sociedad compuesta por intelectuales de ciencia y tecnología que intenta suscitar interés por cuestiones científicas en el público general (frecuentemente de manera un tanto provocativa), y en ellas muestra su optimismo hacia la colonización de Marte.

Paul DaviesEl Prof. Davies empieza su toma de posición con una predicción: poco antes de fin de siglo habrá una colonia humana en Marte. Según él, esto pasará cuando la gente se dé cuenta de que son innecesarios los viajes de ida y vuelta al Planeta Rojo (no en vano el título elegido para su comentario es “Un billete de ida a Marte”). Al eliminar el viaje de vuelta se conseguirá un doble objetivo: (1) un ahorro de recursos considerable, y (2) una reducción de los riesgos para los astronautas, ya que el despegue y el aterrizaje son las fases más delicadas del viaje.

En mi opinión, esta justificación es bastante cuestionable. Empezando por (2), hay que tener en cuenta que los mayores riesgos de una misión de este tipo no estarían en el viaje, sino en la supervivencia en Marte. El Prof. Davies argumenta que en misiones previas se podrían haber enviado los suministros y las fuentes de energía nucleares necesarias para un asentamiento. Lógicamente, todos estos preparativos y viajes previos a Marte para asegurar la presencia de un asentamiento viable cuando lleguen los colonos tienen un elevado coste que ha de sumarse al total, lo que pone en cuarentena el punto (1). De todas formas, asumiendo que ya se dispone de los medios básicos para un asentamiento en la superficie de Marte, los riesgos seguirían siendo enormes. El Prof. Davies aduce que la vida sería complicada para los pioneros, pero la realidad sería mucho más dura: cualquier situación imprevista (una tormenta gigante de arena, un corrimiento de tierras, etc.) pondría a los colonos en una situación potencialmente crítica.

Habitat en Marte

Puede aducirse a todo lo anterior que en un escenario de 90 años vista, los medios técnicos pueden facilitar enormemente la supervivencia de unos hipotéticos colonos en Marte. Esto es cierto, pero dicha mejora de la tecnología también sería aplicable a todas las fases del viaje, lo que no está contemplado en el argumento del Prof. Davies (por ejemplo, menciona los riesgos de la radiación interestelar y de la falta de gravedad durante el viaje como riesgos comparables a los de la supervivencia en la superficie). Hay también otras consideraciones importantes, tales como la reacción de la sociedad en general ante la perspectiva de enviar alguien a Marte sin posibilidad de regreso. No me cabe duda de que no faltarían voluntarios, pero ¿se trataría de una situación admisible? Nuevamente, la sociedad puede haber evolucionado de manera insospechada para finales de siglo, por lo que esta observación puede ser absolutamente irrelevante (o crucial).

Quizás lo más interesante desde el punto de vista de lo que comentábamos el otro día acerca del sesgo del programa espacial, son las palabras finales del Prof. Davies, que traduzco tal cual:

¿Cuando podrían enviarse los primeros colonos? En unos pocos años, si los políticos no se inmiscuyen. La NASA podría enviar una tripulación de cuatro personas a Marte usando la tecnología actual, pero la agencia carece del coraje y la imaginación para una misión aventurera de estas características. Sin embargo, soy optimista en que los nuevos actores espaciales —China y la India— no padecerán la misma timidez occidental. Una colonia conjunta chino-hindú en Marte para 2100 no sólo es tecnológicamente factible, sino políticamente realista.

Hay que aclarar que Paul Davies es un gran físico, con una fantástica capacidad divulgadora, pero el programa espacial no es su especialidad. Lo anterior responde por lo tanto a un deseo, más que a un juicio técnico. A priori, una extrapolación de nuestra tecnología actual a un futuro cercano podría indicar que antes de colonizar Marte habría que continuar con la exploración robótica, y eventualmente construir una estación orbital como avanzadilla de una posible exploración humana. Saltarse todas estas etapas previas parece cuanto menos temerario.

Env�a a Blog Memes Env�a a del.icio.us Env�a a digg Env�a a fresqui Env�a a menéame

Anuncios

7 comentarios to “Paul Davies y la colonización de Marte”

  1. Juanjo said

    Las ideas de Davies me recuerdan al argumento del (gran) libro Red Mars de K.S. Robinson.
    La disponibilidad de voluntarios se da por hecha y no creo que se pongan impedimentos desde el punto de vista social. Así que si la tecnología lo permitiera, creo que en realidad el factor más importante que faltaría por considerar es el económico…¿podría conseguirse que enviar una colonia fuera algo rentable para alguien? y si no, ¿quién sería el pais/empresa mecenas?

  2. Jordi Guzman said

    Yo tuve la oportunidad de conocer y entrevistar a Gentry Lee, del Jet Propulsion Laboratory en 2002 y no se cansaba de repetir que, si había la voluntad de hacerlo, a finales de siglo se podría viajar a Marte. Hemos de pensar que aun faltan muchos años y lo que ahora nos parece muy difícil, quizás dentro de un tiempo no nos lo parecerá tanto.

  3. Francisco said

    Hace un par de años escribí un artículo sobre cómo beneficiaría al mundo drivar el gasto estatal en armamento y militar hacia el sector aeroespacial.

    Creo que es un paso que tarde o temprano se dará, la rapidez del paso dependerá de que consigamos despertar el interés del público en general en la ciencia y la tecnología.

    En cuanto a la colonización de Marte, bueno, no me atrevo a aventurar nada de los que pase una vez alcanzda la Singularidad, pero es del preveer que haya pronto alguna misión tripulada, y que la construcción de un Ascensor Espacial (algunos lo sitúan en 2020, otros en 2050) reduzca enormemente el coste de dicha colonización.

    Ya que mencionáis Red Mars, debo decir que tras muchos años, es el libro que despertó en mi de nuevo la pasión por el Espacio, que la tenía un poco olvidada.

  4. Carlos said

    Creo que llegar Marte es algo sin duda factible en un futuro próximo (la ventana de 90 años que indica Paul Davies parece más que suficiente). El problema no creo que sea tanto la tecnología, como el coste. De aquí a finales de siglo los avances pueden permitir que una misión tripulada sea económicamente admisible, pero en ese caso, es de suponer que misiones menos costosas (sondas orbitales, robots de superficie, etc.) también lo serán o habrán sido. Puede entonces que cuando el primer hombre ponga un pie en Marte, haya toda una cohorte de robots esperándole. De hecho, la primera base permanente en Marte sería robótica, y cuando llegaran los humanos no tendría que ser sin perspectivas de retorno, ya que bien podría estar lista toda la infraestructura para volver a la órbita.

  5. […] por Carlos on 23/01/07 El tema de la exploración humana del espacio es apasionante y controvertido. En muchas situaciones se tiende a hacer una analogía con los antiguos exploradores, que se […]

  6. […] Ciencias de la salud: del mismo modo que en el punto anterior, puede pensarse en estudiar los efectos físicos, fisiológicos, y hasta psicológicos de la estancia humana de larga duración en un entorno como el lunar, con vistas a por ejemplo futuras misiones tripuladas a Marte. […]

  7. […] Ciencias de la salud: del mismo modo que en el punto anterior, puede pensarse en estudiar los efectos físicos, fisiológicos, y hasta psicológicos de la estancia humana de larga duración en un entorno como el lunar, con vistas a por ejemplo futuras misiones tripuladas a Marte. […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: