La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Evolución cósmica: ¿Las galaxias nacen o se hacen?

Posted by Carlos en diciembre 9, 2006

Aunque la pregunta del título pueda parecer un tanto absurda, no lo es tanto. La cuestión que se plantea es análoga a la que tantas veces hemos visto en el ámbito de la psicología humana o de las ciencias del comportamiento: ¿predisposición genética o efecto del entorno? En el contexto de las galaxias, la pregunta versaría en torno a si las características de una galaxia dependen únicamente de las condiciones primordiales en el momento de su formación, o si por el contrario hay “efectos ambientales” durante su desarrollo que alteran su evolución futura. La respuesta parece ser que hay un poco de todo.

ESO PR Photo 45/06 - distribución de galaxiasEl VIMOS (Visible Multi-Object Spectrograph), uno de los instrumentos del Observatorio Europeo Meridional (ESO), ha estado estudiando durante los tres últimos años más de 6,500 galaxias situadas a diferentes distancias. Dado que la luz tarda un tiempo en llegarnos desde las más distantes, la información obtenida permite obtener una perspectiva temporal que llega hasta 9,000 millones de años atrás. El análisis de esta información revela información sorprendente, ya que las relaciones entre las propiedades de las galaxias y su entorno eran marcadamente difererentes hace 7,000 millones de años. Para ser precisos, hay que considerar en primer lugar que las galaxias se clasifican como rojas (si no hay una creación significativa de nuevas estrellas en su seno), o azules (si se forman nuevas estrellas de manera activa). En la actualidad, las galaxias “sociables” (las que se agrupan en grandes y densos clusters o racimos) son predominantemente rojas, mientras que las galaxias aisladas suelen ser azules con gran probabilidad. Esto no ocurría así en el pasado remoto, en el que densidad y color estaban básicamente no correlacionados. Los datos de su estudio están disponibles en un artículo publicado recientemente en Astronomy and Astrophysics, titulado:

Entre las conclusiones principales del estudio está que la presencia de otras galaxias en el entorno de una dada merma la capacidad de formar nuevas estrellas de esta última, que la formación de nuevas estrellas cesa antes en las galaxias más luminosas, y fundamentalmente, que hay una profunda dependencia del entorno en las propiedades más significativas de las galaxias (color-densidad, y color-magnitud-densidad). En palabras de los autores (mi traducción):

Nuestra conclusión es que las relaciones color-densidad y color-magnitud-densidad no son el resultado de las condiciones iniciales, fijadas durante las etapas primordiales de conformación estructural y congeladas durante el resto de la evolución. Nuestros resultados apuntan a un escenario en el que tanto información genética que evoluciona durante el tiempo (formación sesgada de galaxias) e interacciones ambientales complejas (merma en la formación de estrellas) se aúnan para definir estas relaciones.

Es estupendo. Al final, humanos y galaxias no somos tan diferentes.

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: