La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Memoria espintrónica: ¿Quién teme a los apagones?

Posted by Carlos en diciembre 7, 2006

No hace falta que diga qué es lo que se siente cuando uno lleva media mañana o media tarde trabajando con el ordenador, llevado en volandas de una vorágine creativa, y despreocupado de grabar lo que se esté haciendo, cuando de pronto… !apagón! La solución más socorrida a este tipo de situaciones (aparte de grabar frecuentemente) es recurrir a un SAI, que nos dará unos minutos de margen para cerrarlo todo de manera ordenada. Pues bien, ya se está un poco más cerca de olvidarnos de este problema gracias a la espintrónica.

Paredes de BlochLa espintrónica (del inglés spintronics), también conocida como magnetoelectrónica, consiste en la construcción de dipositivos que manipulen no sólo la carga eléctrica de los electrones, sino también su espín (que podemos imaginar como una suerte de giro de la partícula). Cuando se alinea el espín de una cantidad suficiente de electrones, surge un campo magnético neto. De manera apropiada, se denomina dominio magnético a la región de un material en la que los dipolos magnéticos se alinéan de una manera particular. Si hay varios dominios magnéticos adyacentes, aparece entre ellos lo que se denomina una pared magnética, o pared de Bloch. Sucede que estas paredes magnéticas presentan diferente resistencia eléctrica dependiendo del ángulo entre la dirección de la corriente y la propia pared. En principio esto permitiría usar este tipo de estructuras para almacenar información. Esto es en principio, y en la práctica, tal como un grupo de investigación de la Universidad de Bath ha demostrado. Para los bravos de espíritu, el artículo donde muestran sus resultados está disponible de manera libre:

Básicamente, lo que este grupo ha hecho ha sido mostrar cómo se pueden definir paredes de dominio con una resolución de 10 nm (0.01 micras), y cómo se puede “leer” la información mediante una corriente eléctrica. La importancia práctica radica en que esta lectura se puede hacer de forma ultrarrápida, lo que posibilitaría su uso como memoria principal, y que la información no se perdería si se cortara el suministro eléctrico.

Imaginemos la situacion: la luz se va, y cuando vuelve, aparecen de nuevo en pantalla nuestras ventanas y nuestros datos, tal como los habíamos dejado. Incluso podríamos directamente desenchufar el ordenador cuando nos cansemos, y enchufarlo de nuevo cuando queramos regresar a trabajar, sin tener que pasar por el proceso de arranque/deshibernación/etc. ¿Alquien se imagina lo que nos podría proporcionar Microsoft si en lugar de emplear 43 personas durante un año para diseñar el menú de cierre de Windows Vista, pudiera aprovechar ese esfuerzo en cosas más provechosas (para nosotros)?

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: