La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Archive for 22 noviembre 2006

Aprendiendo ciencia con Aer Lingus

Posted by Carlos en noviembre 22, 2006

De camino a Dublín, en donde ahora me hallo para hablar de arcanos meméticos, me entretuve leyendo un atículo sobre Ferrán Adrià en la revista de Aer Lingus. Resulta que a este afamado “deconstructor” de la cocina lo retratan no sé si como un Dalton de los fogones, o como un Lavoisier de la termomix. De hecho, el artículo diríase recién salido de Nature, ya que nos hablan de la esferificación de los lácteos, el punto de fusión del paté, o de los polvos de alginato, entre otras cosas. Además, se nos presentan complejas áreas de conocimiento como la Gastronomía Molecular, definida como sigue:

gastronomía molecular. n. fem., estudio científico de lo delicioso

y su disciplina hermana, la Mezclología Molecular, que viene a ser algo así como una ingeniería de cócteles.

Nada más lejos de mi intención que negarle el mérito al señor Adrià (no está a la altura de cualquiera envolver raspas de pescado en algodón dulce, dicho sea de veras, sin animus jocandi), pero igual tardamos un poco en tener revistas especializadas como Annals of Molecular Gastronomy, o IEEE Transactions on Molecular Mixology, por poner un ejemplo. Eso sí, si algún día salen, nos vamos a chupar los dedospracticaremos la alimentación digital.

Posted in Ciencia, Viajar | Comentarios desactivados en Aprendiendo ciencia con Aer Lingus

Sobrevivir al viento

Posted by Carlos en noviembre 19, 2006

Hace un par de días era noticia el mega-vórtice descubierto en el polo Sur de Saturno. Las imágenes captadas por la sonda Cassini impresionaban no sólo por las dimensiones del vórtice (unos 2/3 del tamaño de la Tierra), sino también por lo que se podía inferir a partir de ellas. Por ejemplo, la velocidad del viento, aproximadamente de unos 550 km/h.

Da realmente que pensar lo que ha de ser estar inmerso en un vendaval de esas condiciones (hay que recordar que un huracán de categoría 5 – la máxima en la escala de Saffir-Simpson – como el Andrew en 1992, se clasifica como tal a partir de vientos de 250 km/h). Es de suponer que de existir alguna forma de vida en Saturno, ésta dispondría de algún tipo de adaptación para este tipo de circunstancias. Por ejemplo, formas de vida similares a las que Carl Sagan imaginó para Júpiter (véase la concepción artística que de ella hizo Adolf Schaller), o las que Robert L. Forward concibió para el propio Saturno (en su obra Saturn’s Rukh), no tendrían problemas para sobrevivir en estos temporales (o para poder evitarlos). Al no haber grandes obstáculos sólidos contra los que colisionar, quizás el mayor problema sería ser arrastrado a las capas más profundas de la atmósfera, y perecer abrasado. Previsiblemente, formas de vida aéreas deberían disponer de los mecanismos de locomoción necesarios para poder evitar remolinos demasiado fuertes.

Formas de vida jovianas

Obviamente, en la superficie de un planeta rocoso la situación puede ser muy distinta. Imaginemos por ejemplo un planeta con un periodo de rotación bastante más pequeño que la Tierra, en el que la propia inercia de las masas de aire cause enormes huracanes. O un planeta con una rotación muy lenta, en el que los gradientes de temperatura sean tan altos que la propia convección origine gigantescas ventiscas. Una hipotética forma de vida en este ambiente debería habitar el subsuelo o, de poblar en la superficie, disponer de extremidades que le permitan una fuerte sujección al suelo. Precisamente, es así como Robert Sheckley imaginó la situación en A Wind is Rising, un minirelato estupendo en el que se muestra lo que un frágil ser humano siente en un planeta de esas características. Es una lectura que recomiendo sin duda.

Posted in Ciencia Ficción, Exobiología, What-if | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Blogs, ciencia y amor

Posted by Carlos en noviembre 18, 2006

Escribir una bitácora sobre ciencia puede tener su punto de controversia, pero de lo que no hay duda es que también tiene recompensas. Dicen que el amor es física, y el matrimonio química. De ser así, debe haber mucho amor entre Sean Carroll, propietario de Cosmic Variance, una de las bitácoras sobre física más populares, y Jennifer Ouellette, escritora científica, y proprietaria de Cocktail Party Physics, otra bitácora sobre física. De hecho, se han prometido en matrimonio, tal como Sean anuncia aquí, y Jennifer aquí, ocho meses después de conocerse a través de la bitácora.

Enhorabuena a la feliz pareja. Ahora les toca demostrar la segunda parte del aforismo, y reciclarse en buenos químicos.

Update: here’s an English translation of the above, for our “Cosmic Variance” friends.

Writing a blog about Science can be somewhat controversial but, no doubt about this, it also has its rewards. The aforism has it that love is physics, and marriage is chemistry. Being thus, there must be indeed love between Sean Carroll, proprietor of Cosmic Variance, one of the most popular blogs about physics, and Jennifer Ouellette, science writer, and proprietess of Cocktail Party Physics, another blog on physics. In fact, they are now engaged, as Sean announces here, and Jennifer does here, eight months after getting in touch through the blog.

Congratulations to the Happy Couple. Now, it’s their turn to prove the second part of the aforism, and recycle into good chemists.

Posted in Física, Meta-Blogging, Sociedad | 2 Comments »

“Pushing Ice” de Alastair Reynolds

Posted by Carlos en noviembre 17, 2006

Pushing Ice es la última novela de Alastair Reynolds, uno de los buques insigna de la nueva ciencia-ficción británica (a pesar de estar afincado en Holanda). A diferencia de casi todos sus anteriores trabajos (la excepción sería Century Rain), la acción de Pushing Ice no transcurre en el universo de Espacio Revelación (Revelation Space), sino en otro que en cierta medida es más próximo: la breve introducción tiene lugar en un futuro que aunque aparentemente lejano (miles de años) no da la impresión de ser alienígeno, e inmediatamente después la acción se sitúa en un futuro muy cercano (mediados del s. XXI). Esto hace que sin duda se pueda empatizar más con los personajes, que están retratados al estilo habitual de A. Reynolds: ambivalentes, nada idealizados, y con diferentes matices que eliminan cualquier atisbo de maniqueísmo.

Durante toda la novela convivimos con la tripulación de una astronave minera, el Rockhopper. Esto no quiere decir que todos los protagonistas de la historia sean rudos astronautas. Por el contrario, la tripulación de la nave está compuesta por científicos e ingenieros, además de ejecutivos de diferente nivel, y por supuesto los astronautas que hacen el trabajo más duro: capturar cometas para explotar sus recursos. A esta labor es precisamente a la que responde el título de la novela, que además es el lema de todos los tripulantes de la nave (y en general de todos los que se dedican a esa profesión). La repetición frecuente del mismo (“We push ice, that’s what we do“) en el texto, crea una familiaridad (e incluso una camaradería) con los personajes, casi como si uno fuera uno más del gremio.

Los acontencimientos se desencadenan cuando tiene lugar un hecho sorprendente: Jano, una de las lunas de Saturno, abandona su órbita y empieza a desprenderse de su corteza helada, revelando que nunca fue un cuerpo natural, sino un objeto artificial, posiblemente una astronave de algún tipo. El Rockhopper es la astronave más cercana a Jano, y recibe la misión de acercarse cuanto puedan (idealmente llegando a aterrizar en Jano) y recopilar cuanta información puedan. La misión no es fácil, dado que Jano se aleja a gran velocidad en dirección a Spica, una estrella situada a 260 años luz de la Tierra. La observación detallada con telescopios desde la Tierra revela que en torno a ese sistema hay un gigantesco objeto, sin duda artificial, ya que tiene forma fusiforme.

En su persecución de Jano, que aunque inicialmente viaja cada vez más rápido, parece de repente ralentizar su marcha (como pretendiendo ser alcanzado), el Rockhopper se ve enfrentado a un dilema: intentar alcanzar a Jano o tratar de regresar a la Tierra. Ambas opciones se plantean no ya en términos de cumplir o no la misión, sino de supervivencia, ya que no está claro que regresar sea factible dada cierta incertidumbre acerca de la disponibilidad de combustible. Eventualmente (aproximadamente primer cuarto o tercio de la novela), los acontecimientos depararán que el destino del Rockhopper quede unido al de Jano, pero aquí es donde lo realmente interesante comienza: sobrevivir en Jano, y enfrentarse a lo que espera cuando llegue a su destino…

Quien haya leído las novelas del ciclo de Espacio Revelación, tendrá constancia de cómo A. Reynolds tiene un arte especial para mostrar tanto ciencia como tecnologías hiper-avanzadas de manera posibilista, y en esto Pushing Ice no es una excepción. La noción de relatividad del tiempo es esencial, y la femtotecnología tiene un lugar muy relevante en la trama. También hay criaturas realmente alienígenas, con motivaciones que parecen más allá de la comprensión, y sobre todo, hay un sentido de enormidad cósmica en la trama: no se trata de contar las tribulaciones de unos humanos en el sitio equivocado, sino una historia cuya escala está muchos, muchísimos, órdenes de magnitud por encima de eso. Esto es una de las características distintivas de A. Reynolds, muy presente en Espacio Revelación, y que en contra de lo que la aparente localidad de los acontecimientos en gran parte de la novela pudiera hacer pensar, consigue también en Pushing Ice. Lo fantástico es que a pesar de la majestuosidad de la trama, y cómo ésta se va revelando, Reynolds consigue proporcionar un desenlace satisfactorio. Esto convierte a esta novela en una de sus mejores (si no la mejor, al menos a la par con Espacio Revelación) obras. En resumen, totalmente recomendada para los que disfruten de la ciencia ficción dura, la space opera, y abominen de los personajes en blanco y negro y unidimensionales.

Posted in Ciencia Ficción, First Contact, Hard SF, Libros, Space Opera | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Aeronaves y Astronaves

Posted by Carlos en noviembre 15, 2006

En Microsiervos hacen una reseña de una historia publicada en Fogonazos sobre aeronaves gigantes. Impresionantes los aparatitos de marras: el Beluga, el Antonov An-225, etc. Ochenta y cuatro metros de largo mide este último, considerado el avión más grande jamás construido. Claro que quien guste de pensar a lo grande puede encontrar interesante poner en perspectiva estos aparatos con los que algunas mentes preclaras han imaginado, y más concretamente con las astronaves que pueblan los más conocidos relatos de ciencia ficción. En Starship Dimensions podemos encontrar reproducciones a escala de las astronaves que aparecen en Star Trek, Espacio 1999, Galáctica, La Guerra de las Galaxias, etc. Personalmente, me sorprendió bastante que un Águila de Espacio 1999 fuera mayor que un AT-AT de Star Wars, pero así son las cosas.

Actualización: En “Un pequeño paso para Neil”, Javier Arántegui hace también una reseña de Starship Dimensions. En otra entrada relacionada, nos habla de SkyscraperPage.com, en la que se reproducen rascacielos a escala.

Rascacielos

Posted in Ciencia Ficción, Tecnología | Etiquetado: , , | Comentarios desactivados en Aeronaves y Astronaves

Camisetas inteligentes y guitarras virtuales

Posted by Carlos en noviembre 15, 2006

Nos cuentan en el gadgetoblog que unos científicos australianos han inventado una camiseta que actúa de guitarra virtual. La cosa es como sigue: uno se pone la camiseta y empieza a tocar una guitarra imaginaria (puede parecer broma, pero hay gente que disfruta con ello, organizan campeonatos, y hasta cobran entradas); la camiseta capta los movimientos como si de una guitarra real se tratase, y los transforma en sonido (“suena como un MP3 original“, dice el creador del invento). Hay versiones para diestros y para zurdos, aclaran. Más aún, la tecnología puede ser aplicada a cualquier tipo de ropa, y en el futuro podrá usarse para introducir al usuario en un escenario virtual en el que, por ejemplo, practicar deporte.

A ver si es verdad que se puede generalizar el invento, y crean una camiseta/violín virtual. Juan Tamariz lo iba a agradecer.

Posted in Gadgets | 2 Comments »

Un SimCity de verdad para los políticos (la psicohistoria llega a Matrix)

Posted by Carlos en noviembre 14, 2006

SimCity es sin duda uno de los juegos de simulación más clásicos, y a la vez uno de los que más ha sabido ponerse al día para ofrecer nuevos retos a sus incondicionales. Eso de poder construir edificios, planificar carreteras, zonas de servicio, etc. y ver como tu aldea se convierte en megalópolis proporciona cierta sensación de poder. Pues bien, parece que los que realmente tienen poder y se dedican a construir, planificar y ordenar nuestras ciudades, van a disponer de un SimCity a gran escala en el que poner a prueba sus políticas.

En la próxima conferencia internacional sobre computación de alto rendimiento, la SC06, se presentará un prototipo para geo-simulación. Este prototipo forma parte del stand del programa de e-Ciencia del Reino Unido, y permitirá construir un modelo de toda la población británica (por ejemplo, qué profesiones tiene la gente, quién tiene coche o casa, qué uso se hace de los servicios públicos, etc.). Partiendo de datos del censo de 2001, y haciendo uso de técnicas de computación grid, el modelo permitirá hacer proyecciones a intervalos de 5 años. De este modo se podrán poner a prueba políticas de diferente tipo, analizar cómo afectan a la población, y estudiar las tendencias demográficas.

Algo parecido a esto ya lo imaginaba Isaac Asimov con su psicohistoria, aunque él tenía más en mente un modelo analítico que una simulación masiva como ésta. Quizás la mejor forma de definirlo es como una fusión de Matrix con la psicohistoria. En cualquiera de los dos casos, esperemos que la realidad funcione mejor que la ficción.

Posted in Sociedad, Tecnología, Vida Artificial, What-if | Comentarios desactivados en Un SimCity de verdad para los políticos (la psicohistoria llega a Matrix)

La Cassini-Huygens capta un gigantesco vórtice huracanado en Saturno

Posted by Carlos en noviembre 13, 2006

La sonda Cassini-Huygens ha captado en la atmosfera de Saturno un gigantesco huracan de unos 8,000 km de diámetro (el diámetro de la Tierra es de unos 12,700 km). A diferencia de otras tormentas detectadas anteriormente en planetas gaseosos, en este caso hay un vórtice perfectamente definido, tal como sucede con tornados y huracanes en la Tierra. La siguiente figura muestra claramente el ojo de Saturno:

Huracán en Saturno

La velocidad del viento alrededor del ojo del huracán es de 550 km/h (el doble que un huracán de la categoría 5 en la escala de Saffir-Simpson, tal como apuntan en Microsiervos), pero lo realmente interesante es que el vórtice está en una posición fija en el polo Sur de Saturno (a diferencia de los huracanes terrestres, que se desplazan). No acaban ahí las peculiaridades de este huracán. Usando las sombras proyectadas por las nubes blancas en torno al vórtice, se ha estimado que éstas están de 30 a 75 km por encima del centro del mismo. Esto es de 2 a 5 veces mayor que la altura de las nubes que rodean los ojos de los huracanes terrestres, diferencia debida a la menor densidad de la atmósfera de Hidrógeno/Helio de Saturno en comparación con la de la Tierra. Muy recomendable por su espectacularidad es el vídeo disponible en la web de la sonda Cassini-Huygens, y que muestra la rotación del vórtice.

Posted in Astronomía | Etiquetado: , , , | 1 Comment »

Salvador Dalí, genio y figura

Posted by Carlos en noviembre 13, 2006

Hoy la wikipedia tiene como artículo destacado el referido a Salvador Dalí. Sin duda, uno de los más grandes artistas españoles de todos los tiempos, y una personalidad única. Hay innumerables citas suyas que dan una idea de su caracter genial y un tanto egocéntrico, como por ejemplo la diferencia entre yo y los surrealistas es que yo soy surrealista, o “cada mañana al despertarme experimento un placer supremo: ser Salvador Dalí, y me pregunto extasiado, qué maravillas inventaré hoy“. Mi favorita es una anécdota (posiblemente apócrifa) que le sitúa en un bar, y en el que tiene lugar el siguiente diálogo:

  • Un vaso de vermú, con una gota de sangre de perdiz“, pide Dalí, haciendo una pausa entre sus palabras, y señalando con el dedo al aire.
  • Don Salvador, que estamos solos en el bar“, le indica pacientemente el camarero.
  • Ah, bueno, un vaso de vermú, por favor“, responde Dalí en tono casual.

Genio y figura.

De entre sus obras, “La Persistencia de la Memoria” se ha convertido en un icono de la cultura popular. Esos relojes blandos ilustran como nada la subjetividad de la percepción del tiempo, y se han usado muchas veces para acompañar textos sobre la teoría de la relatividad de Einstein.

La Desintegración de la Persistencia de la Memoria

Es curioso como en una nueva versión del mismo tema, “La Desintegración de la Persistencia de la Memoria” (imagen superior), Dalí parece representar como la realidad se disuelve a su vez en ladrillos regulares. ¿Estaría Dalí pensando en la teoría de la gravedad cuántica de bucles?

Posted in Citas, Personajes, Pintura | 6 Comments »

El día a día del científico

Posted by Carlos en noviembre 12, 2006

«Over 90 percent of the day’s work generally turns out to be for naught, and then you still have to clean out the mouse cage.»

Stephen Jay Gould

Todo un personaje el Prof. Gould, promotor junto con Niles Elredge de la teoría del equilibrio interrumpido como modelo evolutivo. Tenía sus ramalazos de científico estrella, y sus más y sus menos con los ultra-darwinistas como Richard Dawkins, pero fue sin duda una de las figuras de nuestra época (hasta salió en los Simpsons).

La cita anterior se refería en concreto a la investigación biológica, pero supongo que se puede extender a otras disciplinas. La algoritmia, sin ir más lejos: el disco duro acaba que es un asco, lleno de ficheros de traza.

Posted in Ciencia, Citas, Evolución, Personajes | 3 Comments »