La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Los Chicos de Stonehenge (Children of the Stones)

Posted by Carlos en noviembre 30, 2006

Children of the Stones Quien hoy en día ande por los “taytantos” posiblemente recuerde una serie de televisión británica de finales de los setenta y principios de los ochenta (se produjo en 1977, pero en España se debió emitir sobre el 1980), titulada Children of the Stones, y que en España se tradujo como “Los chicos de Stonehenge”. Guardaba un vago pero grato recuerdo de esta serie, y recientemente lo he podido refrescar gracias a la magia de las re-ediciones en DVD. Se trata de una serie que cabalgaba entre la ciencia ficción y lo fantástico (personalmente, me inclino más por englobarla dentro de lo primero), y que sin tener efectos especiales brillantes (no es que los efectos fueran malos -los pocos que había eran aceptables, máxime teniendo en cuenta la época- sino que simplemente no se necesitaban), conseguía enganchar al espectador por el atractivo de la trama. De hecho, siendo como era una serie esencialmente destinada al público juvenil, el argumento no sólo no caía en simplismos y acción fácil, sino que tejía una trama bastante compleja que realmente requería pararse a veces a pensar en cómo encajaban todas las piezas.

Todo empieza cuando el astrofísico Adam Blake y su jovencísimo hijo Matthew llegan a un pueblecito en medio de la campiña inglesa. Dicho pueblecito es realmente pequeño, con su única tienda de ultramarinos, su único pub/restaurante, su colegio con apenas una docena de niños, etc. y tiene un detalle ciertamente interesante: está rodeado de menhires, al estilo de Stonehenge (o quizás más complejo, porque además del círculo que rodea al pueblo, hay una avenida, y un santuario). De hecho, el propósito con el que este astrofísico llega al pueblo es estudiar dichas piedras y su magnetismo (curiosa labor para un astrofísico, pero bueno, su sapiencia se revelará como necesaria más adelante).

Avebury Henge and Village

Nada más llegar, resulta evidente tanto para los protagonistas como para los espectadores que en el pueblo pasa algo raro. Los habitantes nativos se comportan de manera extraña: son sumamente amables, se saludan con un “Feliz Día”, a veces pronuncian frases un tanto enigmáticas, de vez en cuando se reúnen de noche en círculo en torno a la iglesia (en desuso) del pueblo, y parecen tener una especie de relación de subordinación con el Sr. Hendrick, un rico gentleman que tiene diversas propiedades en el pueblo, un porte distinguido y enigmático, y que parece controlar los tiempos de cuanto sucede en el pueblo. El mencionado Sr. Hendrick es a la sazón el casero de nuestros protagonistas, y rápidamente se revela como una persona muy culta, con profundos conocimientos de -entre otras cosas- astronomía y astrofísica.

Hay también otros personajes que también juegan un papel importante en la trama. Están por ejemplo la directora del museo local, Margaret, y su hija Sandra, que enseguida establecerán una estrecha relación con el Prof. Blake y su hijo respectivamente (la primera como contrapartida pseudocientífica al racionalismo del astrofísico, y la segunda como compañera de fatigas en el colegio). Ambas son también recién llegadas al pueblo, y no parecen participar en el extraño comportamiento de los locales. Otro personaje importante en la trama (fundamentalmente a la hora de unir algunos cabos sueltos, o dar pistas importantes a los protagonistas) es Dai, una especie de vagabundo que vive en el santuario de piedras, y que afirma que ahí está protegido de lo que le sucede al resto del pueblo.

Los chicos de stonehengeMargaret instruirá al Prof. Blake en la estructura megalítica, en la historia local, y en la existencia de una serie de “líneas de fuerza” que parecen confluir en el círculo de piedras. Esta supuesta fuerza se irá revelando como real, ya que puede medirse el magnetismo residual de las piedras (impagable una escena en la que la Sr. Crabtree, un ama de llaves mayor y muy del pueblo observa extrañada uno de los aparatos que el astrofísico trajo consigo: “Es un magnetómetro” le aclara el Prof. Blake; “Sin duda” responde ella con esa flema británica). Más aún, cuando el Prof. Blake toca una de las piedras por petición de Margaret, sufre una especie de descarga eléctrica (o psíquica). No acaban ahí los misterios de las piedras, pues no parecen estar alineadas como los típicos observatorios megalíticos, sino que parecen apuntar de alguna manera a un punto del cielo en el que aparentemente no hay nada. Pronto sabremos que en dicho punto hubo una supernova hace miles de años, durante la época megalítica, y que en la actualidad hay un agujero negro. Para rematar los misterios, las líneas de fuerza que confluyen en el círculo de piedras no lo hacen de manera tangencial ni radial, sino que parecen señalar a otro pequeño círculo dentro del pueblo en el que está… la casa del Sr. Hendrick.

No diré nada más sobre el argumento por si alguien decide ver la serie. Únicamente señalaré que a medida que avanza la trama se va haciendo patente la noción de burbuja espacio-temporal (y si esto más que aclarar intriga, pues una razón más para ver la serie). Sí debe destacarse la gran interpretación de los actores. El papel de Adam Blake lo representa Gareth Thomas, al que los de mi generación posiblemente recordarán como Roj Blake en “Los 7 de Blake” (Blakes’s 7), la serie de ciencia ficción británica. Iain Cuthbertson también está espléndido como el Sr. Hendrick, combinando esa apostura flemática tan británica con un punto de científico megalómano. Muy bien también el resto de los actores, con ese estilo más cercano al teatro que al cine, propio de las producciones británicas de la época. En resumen, una serie muy bien desarrollada, con una ambientación muy buena (fantástica la música de entrada), relativamente corta (son siete capítulos de alrededor de 1 media hora, divididos cada uno en dos partes), y que tiene un desenlace interesante.

Anuncios

29 comentarios to “Los Chicos de Stonehenge (Children of the Stones)”

  1. Maikel said

    Que alegría, llevaba un tiempo intentando encontar algo sobre esta serie.
    ( Aunque creo que el título en españa fue “Los Chicos de Stone” )

  2. Edu said

    ¿Sabes si la edición trae algún tipo de subtitulos o close caption?

  3. Carlos said

    La reedición es en inglés, y en general se entiende bastante bien (aunque a algunos personajes la ambientación rural les hace un tanto difíciles de seguir, por ejemplo, Dai). Se pueden conseguir subtitulos en castellano por ahí.

  4. Marauder said

    Saludos a todos. Me ha tomado la libertad de recortar la entradilla de un episodio de la serie y colgarla en daylimotion para que, a quien le interese pueda disfrutar de su “fantástica música de entrada”:

    Aquí el link

  5. […] Otra joya, más antigua todavía, es “The Children of the Stones”, que aquí pusieron por inexacto título “Los Chicos de Stonehenge”. La recuperé gracias a una mención en Microsiervos que lleva a un post de La Singularidad Desnuda. De ésta ya sólo me queda el vago recuerdo de su inquietante sintonía de entrada. Y no se rían de que me pareciese inquietante, yo sólo tenía seis años cuando la vi. […]

  6. Gregorius said

    Gracias!!! Como no se habla nunca de esta serie legué a pensar que la soñé. Indudablemente es la misma pero siempre la recordé como “La piedra blanca”.
    Otras serie que me flipaban por entonces y comentándolo con amigos parece que solo las veía yo son “El bosque de Brendon” y “Dentro del laberinto”.

  7. Carlos said

    “Dentro del laberinto” sí creo que es una serie mucho más recordada (quizás porque tuvo muchos más capítulos, y tres temporadas). Era también una serie muy buena. De “El bosque de Brendon” no me acordaba, y ahora que lo comentas he recuperado alguna vaga memoria. No era de la misma temática que estas otras, y quizás por eso la tenía más olvidada, aunque tampoco estaba mal.

  8. Alvy said

    Ya la vi completa finalmente esta semana, vaya recuerdos, me pareció un poco patatera pero sólo por recordar la experiencia mereció la pena. Recordaba vágamente lo mucho que asustaba la música rara y el mal rollo que daba el cuadro ese que aparece… En fin, gracias por habernos recordado esta mítica mini serie, ¡lo he pasado bien!

  9. Carlos said

    ¡De nada, Alvy! El detalle del cuadro era precisamente uno de los que en su momento más me impresionaron, pero que curiosamente había olvidado. El ver de nuevo la serie, con este y otros pequeños detalles como el ritual en la mesa de piedra, fue como un flashback de la niñez. Si a esto le añadimos que ya más mayorcito se puede uno enterar mejor de la trama (que no es nada simple), es realmente divertido volver a ver esa serie. Ojalá en lugar de tanta sitcom de medio pelo repusieran series como ésta en televisión…

  10. los said

    Joer, era yo un mico cuando esta serie y no me acuerdo de apenas nada. A ver como me puedo hacer con ella !!!.

    Y hablando de series. Recordais una en la que unos niños andaban por unas cuevas y había una especia de monstruos del pantano hechos como de fango?????. Es que de esa si tengo algún recuerdo más pero no se como se llamaba.

  11. Carlos said

    Esa era una serie australiana o neozelandesa creo recordar. No me acuerdo del título exactamente (¿algo de un volcán?), pero si la trama y el desenlace. Los monstruos eran extraterrestres que planeaban conquistar la Tierra, y los niños contaban con la ayuda a partir de cierto momento de otros alienígenas, enemigos de los anteriores. Era entretenida. A ver si alguien se acuerda del título.

  12. salva said

    Ke grato recuerdo todas esas series 😀

  13. holgersson said

    Sabeis donde pueden conseguirse los substitulos para esta serie? Me apetece verla…Gracias

  14. Rafa Casette said

    Tanto la serie como los subs se pueden encontrar en eMule. También está por allí ‘Dentro del Laberinto’, con el gran Ron Moody como el hechicero Rothgo y Pamela Salem como su enemiga Belor en su batalla por conseguir el Nidus

  15. Alkalid said

    Caramba, que grata sorpresa!!

    De ‘Los Niños de Stone’ no recuerdo nada, de hecho, pensé que se trataba de la serie ‘Dentro del Laberinto’, pues no recordaba el nombre. De ‘El Bosque de Brendon’ recuerdo hasta la música. Otras miniseries que recuerdo son ‘Los Niños de Chuky’, ‘EL Factor Géminis’, ‘Reloj de Luna’, ‘La Piedra Blanca’ y otra que no recuerdo el nombre, pero que creo que esta basada en un libro llamado La Vajilla de los Buhos. También otras series aunque no creo que fueran para niños como La Mansión Flambar’ ‘Los Árboles de Tara’
    Cuanto me gustaban aquellas series, o al menos la recuerdo con agrado. Debo reconocer que recordaba con cariño los libros de Los Cinco y que ahora no me motiva su lectura para nada, XDDDD

  16. Karlitoss said

    Grandes series las de nuestra niñez. La de los chicos de Stonehedge me gustaba mucho y también la de los 7 de Blake de la que casi nadie se acuerda (creo que sólo emitieron 8 capitulos)

  17. Carlos said

    Sí, sólo emitieron la primera temporada, y realmente nos dejaron es ascuas porque el último capítulo de la temporada acababa de forma abierta y explosiva (literalmente).

  18. Rafa Casette said

    Sí, sólo emitieron la primera temporada, y realmente nos dejaron es ascuas porque el último capítulo de la temporada acababa de forma abierta y explosiva (literalmente).

    Sólo emitieron la primera temporada???

    Querrás decir ‘sólo emitieron una ÚNICA temporada’. Jamás hubo una segunda (si escribes ‘primera’ parece que das a entender que sí la hubo)

  19. Carlos said

    Es que sí la hubo, no sólo una segunda sino hasta una cuarta. Cada temporada constaba de 13 capítulos, y en el Reino unido fue todo un hito. En España nos quedamos en la primera, con un último capítulo en que Orac predice la explosión del Liberator, y de pronto …

  20. erika said

    me gustaria saber si alguien tiene información sobre los niños de chucky

  21. JoeMac said

    Erika, si quieres información sobre Chocky y sus secuelas, te recomiendo la lectura de este excelente artículo:

    http://www.noseolvida.com/noseolvida/docs/concurso/ensayo1/ensayo.htm.

    Y efectivamente, yo también me quedé chafado con el corte que dieron a ‘Los siete de Blake’.

    Y qué recuerdos de ‘Los chicos de Stone’, en su momento me pareció una serie muy interesante, aunque como era jovencillo e impresionable, me acojonaba un poco.

  22. sheliak said

    Los , la que dices se llamaba “Bajo la montaña” hay tres episodios colgados en google video como under the mountain.
    Si alguien la tuviese en castellano ya sabe … que lo diga

  23. Carlos said

    Gracias Sheliak por el dato. Todavía recuerdo lo de “marchaos seres del fango, yo os concedo el don del olvido”.

  24. fewibef said

    Jo. Si es que así da gusto navegar y encontrar tesoritos como este artículo y sus mensajes.
    Oro en letras.
    Llevo varios intentos de rescatar de mi memoria gruyere series de las que veíamos los sábados por la mañana embobados (que no tontos) delante de la tele. Series que se grabaron en la retina de un niño. Dentro del laberinto, los niños de Chocky (http://lacajamastonta.blogspot.com/2006/11/chocky-1984.html) o los 7 de Blake (http://www.blakes7-guide.com/).
    Hay aún una en mi memoria que me obsesiona, pero no consigo traer a la luz. Quizás alguno de vosotros pueda ayudarme:
    De la época de “Dentro del laberinto” recuerdo una serie donde los personajes tenían un sueño repetitivo de una especie de morfing de cosas que se iban convirtiendo unas en otras. Aparecía una flor y un niño. Creo que también tenía que ver algo con extraterrestes.
    Debió de ser exhibida en España sobre 1979 o 1980, creo que era los sábados por la mañana y que era de producción inglesa.

    Saludos.

  25. Carlos said

    Lo del sueño repetitivo me suena vagamente, aunque no lo termino de localizar. Por el dato de nacionalidad y horario, ¿puede ser “The Tomorrow People”?

  26. Marcial said

    Buenas tardes. Acabo de encontrar esta página buscando “El bosque de Brendon”. De los chicos de Stonehenge me acuerdo muy vagamente. Otra serie de mi época (8 años, aprox.)era “Espacio 1999”. ¿Alguien la recuerda?
    ¿Cómo podría conseguir “El bosque de Brendon”?
    Saludos.
    Marcial
    (39 añitos, gerenación airgam boys… eeehhh¡)

  27. luis lopez said

    Llevo años intentando encontrar algún capítulo de esta serie…La titulaban “Los chicos de Stone”,no de Stonhenge.

  28. Germán said

    Hola, yo llevo años OBSESIONADO con una serie de la que sólo recuerdo unos fragmentos. Os digo lo que recuerdo… Es algo asi como la historia de unos niños (puede que tres o más) que están como en una casa inglesa antigua… y andan como por un laberinto. Me acuerdo de una escena en la que se meten en un tunel, y supuestamente van cogidos de la mano, pero al salir, hablan y se dan cuenta que quien les cogio la mano debió ser “otro ser”. Tambien recuerdo un capitulo en el que habia seres como que se disfrazaban con ropa de “mayores” o algo así.
    Se que son pistas muy vagas… pero quizás a alguien le suene!!

    MUCHAS GRACIAS!!!

    Germán

  29. Luís said

    Hola, veo que me he encontrado con los rancios nostálgicos, buscadores de tesoros como yo. Recuerdo cuanto a penas unos niños haciendo un circulo con las manos extendidas boca abajo, es decir, palmas abajo y tocandose con los meñiques. Me parece que salen de una furgoneta en una ciudad pequeña, puede ser Chocky, o Los niños de Stones pero me extraña la ambientación en la ciudad, quizá estoy confundido. . . ¿alguien sabe cual puede ser?. En mi ciudad hay barrios a los que aún llamo el Liang Sham Po, y cuando pasa uno de esos nuevos camiones de limpieda que parecen de Mad Max, digo “mira, la Escoba Espacial”, y que tal esa primera serie documental de animales emitida en España a finales de los 70, Mundo Indómito, con aquella estampida de ñus y música africana de timbales . . . je je je!!, a ver como os suenan esos engranajes de la memoria . . .

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: