La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Hermenéutica Cuántica y Estegosaurios Bípedos

Posted by Carlos en noviembre 28, 2006

El día a día del científico es duro. A algunos les toca limpiar la jaula de los ratones al final del día, y a todos sin excepción (bueno, con la excepción de los que no tengan ordenador o conexión a Internet, y hace falta ser científico raro para eso) tienen que lidiar con el spam. “¿Y en qué les diferencia esto último del resto de los mortales?” puede pensarse. Realmente en poco. Da igual si eres científico o sexador profesional de acalefos, si tienes una dirección de correo electrónico, vas a recibir mensajes que te ofrecen todo tipo de maravillas corporales o monetarias (frecuentemente en ballenés). Lo que ocurre es que además de este tipo de spam, llamémosle “de propósito general”, quién se dedique a esto de la ciencia recibe también mensajes más sectoriales, ofreciendo algo que un científico de hoy en día puede anhelar: publicaciones.

El típico mensaje de este tipo de spam te suele invitar, “como científico reconocido”, a enviar un trabajo a cierta conferencia de la que nunca habías oído hablar, y a la que te aseguran, “sólo van científicos VIPs, por lo que no hace falta proceso de revisión de su trabajo”. Hay otros que intentan disimular un poco, y te hablan de un supuesto proceso de revisión, que por supuesto no existe. Lógicamente, la inmensa mayoría de los científicos se avergonzarían de participar en farsas de este tipo, y no son pocos los que intentan ponerlas al descubierto. Por ejemplo, unos estudiantes del MIT desarrollaron un programa que genera artículos de manera aleatoria, y enviaron uno de ellos a una dudosa conferencia que -¡oh, sorpresa!- lo aceptó (los autores han hecho un blog en el que detallan sus andanzas).

Este tipo de artículos de pega no siempre van destinados a destapar estafas académicas, sino que podría decirse que forman parte del control de calidad general del mundillo. Es muy conocido el escándalo Sokal, en el que Alan Sokal ridiculizó la absoluta falta de rigor científico en el ámbito de los estudios culturales postmodernos. Su artículo tituladoTransgressing the Boundaries: Toward a Transformative Hermeneutics of Quantum Gravity era en sus propias palabras “un pastiche de jerga izquierdista, reseñas aduladoras, citas grandilocuentes y rotundo sinsentido“, que se “apoyaba en las citas más estúpidas que había podido encontrar sobre matemáticas y físicas” hechas por académicos de humanidades. No tiene desperdicio ver como en el artículo (aceptado por una revista de estudios culturales postmodernos) afirmaba que la mecánica cuántica tiene connotaciones políticas progresistas, o que el axioma de elección de la teoría de conjuntos de Zermelo-Fraenkel estaba en línea con el feminismo liberal.

A pesar de todo, no siempre hay una intención polemizadora en este tipo de artículos falsos. A veces, simplemente existe la intención de gastar un broma embarazosa a los responsables científicos de algún evento. Esto es posiblemente lo que se intentó con un artículo enviado en 2002 a la reunión anual de la Society of Vertebrate Paleontology por un tal T.R. Karbek (anagrama del famoso paleontólogo R.T. Bakker), y titulado “The case for Stegosaurus as an agile, cursorial, biped” (“Argumentos que apoyan la idea de que el estegosaurio era un bípedo ágil, adaptado a la carrera veloz”). Puede consultarse el resumen de la ponencia aquí (página 73A). Al parecer, los organizadores se dieron cuenta a tiempo del engaño, por fortuna para ellos, y por desgracia para nosotros, que nos habríamos reído bastante del póster. Y es que ¿qué sería de la ciencia sin estos momentos?

Actualización: me cuentan que después de todo, sí se llegó a presentar un póster sobre la agilidad del estegosaurio. El primer día del congreso llegó alguien, lo colgó, y por supuesto desapareció. El póster únicamente contenía tres ilustraciones numeradas del estegosaurio: en la primera, se mostraba al animal en posición cuadrúpeda; en la segunda, el estegosaurio comienza a incorporarse; en la tercera, aparece ya en posición bípeda, listo para correr. Sencillamente genial.

Anuncios

6 comentarios to “Hermenéutica Cuántica y Estegosaurios Bípedos”

  1. cua said

    No se si Werner y otros colegas de Viena fueron los primeros, pero ya hace mas de 10 años que historias como esta que describes ya estaban en la red

  2. Carlos said

    Evidentemente. Las conferencias falsas no son nada nuevo para el que se mueva en el ámbito académico. Lo que es destacable de un tiempo a esta parte es la eclosión de timos de este tipo (se llegó a construir una página enumerando aquéllas de las que iba teniendo conocimiento, pero ahora está caída, posiblemente porque haya habido algún tipo de amenaza legal), el que ya no se limitan a conferencias, sino que incluyen también supuestas revistas, y el que te bombardean con spam a diario. También van cambiando las tácticas. Ahora las hay que directamente te felicitan por la aceptación de tu artículo -cuyo título no nombran, ya que no mandaste nada- y te piden que les envíes la versión final); también están las muy sutiles que te invitan a organizar una sesión especial sobre el tema que tú quieras (que puede ser cualquiera, ya que la conferencia lo engloba todo). En fin, el que no corre vuela.
    La otra cara de la moneda son los artículos falsos, que tienen su gracia (según te pille la historia, claro).

  3. JJ said

    Lo peor es que proliferan cada vez más. Afortunadamente, el filtro antispam está ya entrenado. Y lo más peor es cuando compañeros de la Escuela te los reenvían, “para tu información y por si te resulta interesante”.

  4. Carlos said

    Esos compañeros son los conocidos como “caballos de troya”.

  5. panta said

    ¿Has leído ‘Imposturas intelectuales’?, he hecho un pequeño comentario al respecto en mi blog.Me gustaría saber tu opinión.
    Saludos

  6. Carlos said

    Hola Panta. Te he dejado un comentario en tu blog. El libro de Sokal y Bricmont no lo he leído, pero lo acabo de colocar en mi punto de mira. Buscando en Internet acabo de encontrar algunos de los pasajes que critican en el libro:

    http://www.lapaginadefinitiva.com/politica/biblioteca/sokal1.htm

    No tiene desperdicio la de la feminista Luce Irigaray, que dice que E=mc2 es una ecuación sexuada porque privilegia a lo que va más deprisa 😀 .

    Saludos

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: