La Singularidad Desnuda

Un universo impredecible de pensamientos y cavilaciones sobre ciencia, tecnología y otros conundros

Archive for 31 enero 2010

Música para el domngo – Solid (Ashford and Simpson)

Publicado por Carlos en enero 31, 2010

El domingo es día de asueto y nada mejor que un poco de música para amenizarlo. Por ejemplo, este “Solid” que Ashford y Simpson nos regalaron en 1984. El dúo alcanzó con esta canción su mayor éxito como intérpretes, aunque como compositores ya habían destacado con temas como “Ain’t No Mountain High Enough“. ¡Que lo disfruten!

Publicado en Música | Etiquetado: , , , | Comentarios desactivados

“Número 9″: Épica post-apocalíptica steampunk y algo más

Publicado por Carlos en enero 29, 2010

Las expectativas que uno tiene cuando aborda la lectura de un libro o el visionado de una película condicionan habitualmente la impresión que de ellos queda. Se trata las más de las veces de un efecto compensatorio, que hace que las grandes expectativas hagan más patentes las deficiencias de la obra, y las bajas expectativas (o simplemente la actitud neutral) resalten sus virtudes. En los últimos días he tenido precisamente ocasión de encadenar una doble experiencia en este sentido y “Número 9” ha sido la cara positiva. Se trata de una película de animación dirigida por Shane Acker y con Tim Burton en la producción, que nos sumerge durante unos cortos 80 minutos en un mundo post-apocalíptico en el que a través de los ojos del protagonista -y con “protagonista” no me refiero a “personaje“, distinción esta cuyo sentido será más evidente tras haber visto la película- no solo presenciamos una desigual lucha por la supervivencia, sino que se nos plantean cuestiones sobre la esencia del ser humano y de la vida misma.

Number 9 Number 2

Todo comienza cuando “número 9″, cuya confección hemos atisbado en las imágenes iniciales de la película, despierta en el laboratorio de su creador. 9 es un pequeño robot de apenas un palmo de tamaño, hecho externamente de tela de saco, y con un mecanismo interno que no llegamos a ver en detalle (aunque si llegaremos a descubrir su esencia al final de la película). Un tanto desorientado vaga por la habitación, hasta descubrir el cuerpo inerte del Científico que le dio la vida. Asustado, escapa por la ventana tras recoger un pequeño talismán que estaba junto a él al despertar. Lo que le espera en el exterior son las ruinas de un mundo destruido y sin vida. Vagando por este yermo de hierros, escombros, y cuerpos humanos encuentra a “número 2″, otro robot similar a él pero que se muestra como mucho más experimentado e ingenioso. 2 ayuda a 9 a solucionar un problema mecánico de habla, y le hace saber sobre su misión de exploración poco antes de que una bestia mecánica similar a un gran felino les ataque. Aunque 9 consigue escapar, la bestia se lleva a 2 y al talismán. Solo de nuevo, 9 vaga hasta caer sin sentido.

Number 5 Number 1

La escena es observada en la distancia por “número 5″, un robot de caracter leal y grandes dotes de ingeniero. 9 es así rescatado y llevado al refugio de los demás robots, las ruinas de una iglesia que podría ser Notre Dame de París. Allí, en presencia de “número 1″, el más antiguo de los robots, 9 es hecho partícipe del devenir de los acontecimientos: una gran guerra entre máquinas y humanos acabó con toda la vida sobre la Tierra. El plan de 1 es esperar a que las máquinas dejen de funcionar antes de salir de nuevo al aire libre. 9 insiste en ir a rescatar a número 2, pero 1 rechaza la idea, haciéndose claro que el enviarlo en misión de exploración fue un pretexto para deshacerse de él, ya que no compartía su plan. Intimidado por “número 8″, el poderoso guardaespaldas de 1, 9 desiste momentáneamente de la idea, pero no tardará en retomarla, convenciendo a 5 (cuyos instintos leales hacia 2 son fuertes) de que lo acompañe a una gran fábrica a donde la bestia llevó a 2. Cuando llegan a la misma encuentran a 2 encerrado en una jaula, y a la bestia manipulando el talismán. El intento de rescate es sin embargo infructuoso ya que la bestia se percata de su presencia y les ataca. Cuando todo parecía perdido, aparece “número 7″, un robot de carácter indómito y luchador que también había abandonado el refugio para hacer la guerra por su cuenta. 7 consigue destruir a la bestia, pero lo peor está por llegar. Al recoger el talismán, 9 advierte un enchufe con el que encaja perfectamente. Movido por su curiosidad, inserta el talismán con resultados fatales: 2 muere en el acto al ser absorbida su esencia por el talismán. En ese momento, la gran máquina se pone de nuevo en funcionamiento y emerge de su letargo.

Number 7 Numbers 3 and 4

5, 7 y 9 escapan del lugar a duras penas, y acuden a “número 3″ y “número 4″, dos robots ávidos devoradores de información que se comunican entre sí mediante pulsos de luz, y que mantienen una base de datos con toda la información que han conseguido recopilar. A través de ellos comprendemos el origen de la Máquina: fue la obra del Científico, encargado por el Canciller de construirla para sacar al país de la pobreza después de la Gran Guerra. El Científico la desarrolló y le transfirió una copia de su inteligencia, poco antes de que el control le fuera arrebatado por el Canciller, que decidió usarla para su propio beneficio. La máquina empezó a construir otras máquinas de guerra, hasta que en un determinado momento decidió que los seres humanos eran una amenaza para ella y procedió a su exterminio. En la guerra que siguió, las máquinas liberaron gases venenosos que acabaron con toda la vida sobre la Tierra. 3 y 4 no pueden sin embargo dar ninguna información sobre el origen y función del talismán, y la única pista al respecto es “número 6″, un robot de carácter excéntrico (y diríase que trastornado) que continuamente hace dibujos cuyos trazos coinciden con el talismán, y que habla de “regresar a la fuente“. Esta indicación acabará por hacer que 9 averigüe no sólo el origen del talismán, sino el suyo propio y el de sus compañeros, y su misión trascendente en la Tierra.

Number 6 Number 8

Hay muchos aspectos por los que la película engancha. Por un lado está su estética, que de la mano del steampunk nos lleva a una ucronía en las que las referencias a la II Guerra Mundial y a los totalitarismos de principios del s. XX son claras. Aunque la película explota un escenario clásico (las máquinas que se rebelan contra el hombre), el telón de fondo -una IA steampunk post-singularidad que alcanza la consciencia y provoca el apocalipsis- y el hilo argumental son cautivadores. Por otra parte, es una película en la que el planteamiento de los acontecimientos te hace pensar. Hay que decir al respecto que no es descartable que cambios sobre la marcha en el guión -quizás debidos a sugerencias de los productores- sean los responsables de algunos de los aspectos menos claros de la película. No obstante, sea un efecto secundario o buscado, el dejar abiertos a la interpretación algunos elementos resulta al final un acierto (al menos, en lo que respecta a la previsibilidad del argumento, que en aspectos como el de “regresar a la fuente” fueron finalmente distintos a los que sobre la marcha anticipaba). El desenlace, aunque con algún adorno de más, tiene resonancias metafísicas e incide en el valor del alma humana y de la esencia vital, contrapuesta a la mera inteligencia mecánica. Comentaba al principio que las expectativas previas pueden condicionar la impresión posterior que se tiene de la película, pero estoy convencido que cualquiera que se anime a verla tras leer esta crítica no se verá defraudado.

9 faces the Fabrication Machine

Publicado en Ciencia Ficción, Cine, Inteligencia Artificial, Post-Apocalyptic, Singularidad, Steampunk | Etiquetado: , , | 2 Comments »

El problema del almacenamiento de energía

Publicado por Carlos en enero 22, 2010

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan los sistemas de suministro energético es la dificultad (y el coste) de almacenar energía durante los periodos de baja demanda para poderla luego utilizar durante los picos de demanda. Esto es particularmente relevante desde el punto de vista de las energías renovables, si se pretende que constituyan una alternativa realista a las energías consumibles. Pensemos por ejemplo en aerogeneradores que dependen de la presencia del viento para producir electricidad: el viento no entiende de demanda estacional o carga rodante, por lo que habrá situaciones en las que la producción eléctrica sea superior a la demanda, y otras en las que ocurra lo contrario. Por supuesto, las redes eléctricas diversifican las fuentes de energía y son capaces de redireccionar electricidad de otros puntos de la red para hacer frente a picos de demanda, pero la situación sería mucho más simple si realmente se pudiera almacenar energía eléctrica a gran escala.

Granja Eólica (by Syrek69)En el número de Nature del 7 de enero se hace una breve recapitulación de algunos de los mecanismos existentes para el almacenaje de energía y de cómo estos podrían extenderse en el futuro para trabajar a mucha mayor escala:

  • Almacenamiento hidroeléctrico: usado en la actualidad en países como Noruega, este mecanismo emplea el exceso de energía de las turbinas aerogeneradores para bombear agua hacia embalses en las montañas. Cuando haga falta la energía se libera el agua para activar los generadores hidroeléctricos. Este mecanismo tiene una eficiencia del 70-85%, aunque está limitado por la disponibilidad geográfica (por no hablar del impacto ambiental). Una alternativa sería construir “lagos” artificiales (o “islas de energía”) en el océano, creando grandes diques que cerquen una superficie equivalente a una pequeña isla. La energía excedente se emplearía en bombear agua fuera del lago hacia el mar, y se recuperaría dejándola entrar de nuevo. Podrían obtenerse 1 500 MW durante unas 12 horas.
  • Almacenamiento de aire comprimido: usado en la actualidad en algunas zonas de Alemania y EE.UU., este sistema comprime aire y lo bombea a grandes cuevas subterráneas. Al ser liberado, el aire activa turbinas que recuperan la energía. El problema es el calentamiento del gas al ser comprimido, y la pérdida de este calor a través de las paredes de la cueva. Un sistema futuro podría capturar este calor y usarlo luego para calentar el aire y que éste active turbinas. La eficiencia del sistema podría ser también de un 80%.
  • Almacenamiento en baterías: el sistema quizás más intuitivo es emplear baterías de gran capacidad. Los teléfonos móviles y portátiles emplean baterías de iones de litio que vienen a tener un coste de unos cientos de euros por kWh. El empleo de una tecnología como ésta a gran escala reduciría mucho estos costes, en su mayor parte debido a consideraciones de seguridad relacionadas con su uso en dispositivos móviles. Incluso podría pensarse en baterías basadas en otro tipo de reacciones electroquímicas con elementos más baratos y abundantes como silicio, hierro o aluminio.
  • Almacenamiento cinético: usado en sistemas de alimentación ininterrumpida, este sistema se basa en hacer girar un volante de inercia a gran velocidad usando la energía sobrante para alimentar un motor, y extraer energía del mismo acoplándole un generador. El problema es por supuesto la escalabilidad. Un prototipo en el que se está trabajando considera un dispositivo de un metro de diámetro con un núcleo cilíndrico de aluminio que alberga el generador y el motor, y una envoltura de fibra de carbono. El sistema se instalaría en una cámara sellada al vacío sobre soportes magnéticos, y alcanzaría una eficiencia del 85%.
  • Almacenamiento en ultracondensadores: aquí nos movemos en un terreno más hipotético, en el que se podría considerar tecnología a escala molecular para construir ultracondensadores, o el empleo de bobinas superconductoras para almacenar indefinidamente la corriente circulante.

Estos mecanismos son realmente imaginativos y en algún caso requerirán grandes obras de ingeniería, pero su utilidad compensaría el esfuerzo. Con todo, una de las ideas más interesantes es la de la red inteligente (ver, e.g., aquí): cuando la demanda supere la disponibilidad de electricidad, la red efectuaría microcortes en dispositivos domésticos como frigoríficos o aparatos de aire acondicionados. Estos microcortes serían imperceptibles para el usuario, pero suficientes para reducir la demanda a límites aceptables. Esta red inteligente interactuaría también con sistemas de almacenaje como los descritos, intercambiando energía entre comunidades vecinas para mantener una situación de equilibrio.

Publicado en Ciencia, What-if | Etiquetado: , , , , | 25 Comments »

Música para el domingo – Like a Virgin (Madonna)

Publicado por Carlos en enero 17, 2010

El domingo es día de asueto y nada mejor que un poco de música para amenizarlo. Por ejemplo, este “Like a virgin” de Madonna. Este tema -incluido en el álbum homónimo, el segundo de la cantante- se convirtió en 1984 en el primer sencillo en alcanzar el número uno en las listas de ventas. Su letra se presta a diferentes interpretaciones, como la Quentin Tarantino en Reservoir Dogs. ¡Que la disfruten!

Publicado en Cine, Música | Etiquetado: , , , | Comentarios desactivados

Eventos mutuos captados por la Cassini

Publicado por Carlos en enero 16, 2010

Las dos imágenes inferiores -tomadas con apenas un minuto de diferencia- muestran el paso de Encélado por detrás de Tetis visto desde la Cassini a unos 2,3-2,6 millones de km de distancia de ambos cuerpos.

Enceladus Behind Tethys

NASA/JPL/Space Science Institute

Este paso de unas lunas frente a otras se denominan eventos mutuos y son científicamente interesantes para afinar los modelos orbitales. Por supuesto, también son visualmente espectaculares. Pulsando sobre la imagen inferior se accederá a una página con varios vídeos de estos eventos mutuos.

Awesome Cassini mutual event movies

Publicado en Astronomía, Fotografía | Etiquetado: , , , , , , , , , | Comentarios desactivados

Música para el domingo – No me gusta trabajar (Los Rebeldes)

Publicado por Carlos en enero 10, 2010

El domingo es día de asueto y nada mejor que un poco de música para amenizarlo. Por ejemplo, este tema de 1986 de Los Rebeldes titulado “No me gusta trabajar“. Los 80s no hubieran sido lo mismo sin el rock and roll que Carlos Segarra & Cía nos regalaron. Canciones como “Bajo la luz de la luna“, “Mescalina“, “Mediterráneo” o esta misma son ya parte de la banda sonora de nuestras vidas.  Ésta en particular resulta especialmente apropiada para este periodo post-vacacional (y además sirve de homenaje al 30º aniversario de la fundación de la banda, que sigue en activo) . ¡Que la disfruten!

Publicado en Música | Etiquetado: , | 4 Comments »

¿Y si las religionas abrahámicas no se hubieran preocupado del origen del pecado…

Publicado por Carlos en enero 9, 2010

… sino que en su lugar hubieran incluido una receta viable para fabricar hormigón? Sí, es sin duda un cambio de esquemas radical, pero la historia alternativa sería fascinante.

Un sarcófago de hormigón alrededor del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal ciertamente hubiera eliminado tentaciones que luego llevaron a lo que llevaron.

Publicado en Comic, Religión, What-if | Etiquetado: , | 3 Comments »

Música para el domingo – Mi vida rosa (Los Romeos)

Publicado por Carlos en enero 3, 2010

El domingo es día de asueto y nada mejor que un poco de música para amenizarlo. Por ejemplo este gran tema de Los Romeos titulado “Mi vida rosa“. El grupo de Castellón tuvo una vida efímera a caballo entre los 80s y los 90s, pero nos dejaron como legado una colección de canciones emblemáticas como esta “Mi vida rosa”, “Muérdeme”, o “Arañas mi piel” por poner algunos ejemplos. Muchas de sus letras recibirían hoy el azote de las tropas bibianescas de lo políticamente correcto (como cantaba Presuntos Implicados, ay, cómo hemos cambiado) pero ahí quedarán, junto con el recuerdo del deleite sensorial que constituía ver y oír a Patrizia. ¡Que lo disfuten!

Publicado en Música | Etiquetado: , , | 1 Comment »